• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El Partido Socialista, el Bloque de Izquierda, el Partido Comunista y el ecologista Los Verdes cuentan con mayoría absoluta en el parlamento y votarán en contra de la privatización.

El Partido Socialista, el Bloque de Izquierda, el Partido Comunista y el ecologista Los Verdes cuentan con mayoría absoluta en el parlamento y votarán en contra de la privatización. | Foto: cadenaser.com.

Publicado 27 noviembre 2015

Los portugueses esperan que el nuevo Gobierno ponga fin a las medidas de austeridad y la privatización de casi todos los servicios que de origen público. 

El Parlamento de Portugal debatirá este viernes la cancelación o no de la privatización del transporte público, así como la anulación de los contratos acordados con las empresas españolas Alsa y Avanza, y la francesa Transdev.

La medida aprobada en julio de 2014, tanto para el transporte subterráneo como urbano, aún no se habría puesto en marcha de manera completa tras no contar con el aval del Tribunal de Cuentas luso.

En este sentido, el nuevo primer ministro de la nación, António Costa, ha impulsado su discusión ante el Poder Legislativo como una propuesta incluída dentro de su programa de gobierno.

La subconcesión de los servicios de autobús y metro de las ciudades de Lisboa y Oporto fue autorizada a finales de la anterior legislatura, cuando la mayoría conservadora autorizó ambas operaciones.

La elección del nuevo ejecutivo en el país ha revertido el panorama y se prevé el voto en contra de esta decisión, que es rechazada además por todo el gremio sindical del sector.

El grupo español Avanza ganó en su momento el concurso de subconcesión lanzado por el Ejecutivo luso, que entregó al sector privado la gestión de la red del Metro y autobuses urbanos de Lisboa durante los próximos ocho años.

Lea también: Portugal decidirá entre austeridad o cambio de política

Por su parte, Alsa asumió el control de la red de autobuses urbanos en Oporto, anteriormente gestionada por la empresa pública SCTP. El metro de esta misma ciudad quedó en poder de la empresa francesa Transdev.

La sesión de este viernes será la primera en el parlamento para el nuevo Ejecutivo socialista, que tomó posesión el pasado jueves y deberá enfrentar grandes retos, especialmente en materia económica.

Lea también: Nuevo primer ministro portugués es el socialista António Costa

En contexto:
En 2014 el Ejecutivo luso aprobó el contrato de privatización de estos servicios para supuestamente ahorrar 25 millones de euros anuales (26 millones 547 mil dólares.
En 2012 el Gobierno portugués también aprobó en Consejo de Ministros la privatización de la aerolínea estatal TAP.
Los ajustes y privatizaciones se han dado tras el rescate financiero solicitado a la Unión Europea en 2011, ante la imposibilidad de pagar deudas con tasas insostenibles.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.