• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Washington ha evitado sancionar el sector petrolero de Venezuela.

Washington ha evitado sancionar el sector petrolero de Venezuela. | Foto: RT

Publicado 9 agosto 2017

Estados Unidos continúa con las acciones injerencistas contra el país suramericano.

Estados Unidos continúa con las acciones injerencistas sobre el país suramericano, y como parte de las medidas de presión contra el Gobierno de Nicolás Maduro el Departamento del Tesoro sancionó nuevamente a Venezuela.

Washington ha evitado sancionar el sector petrolero del país debido a que traería consecuencias su propia economía.

>> EE.UU. adopta más sanciones contra Venezuela

Estados Unidos también se vería afectado ya que el precio del crudo se dispararía, afectaría su mercado interno y las inversiones que tienen en Venezuela sobre todo en la Faja Petrolífera del Orinoco.

Otra causa por la que EE.UU. no ha impuesto hasta ahora sanciones al petróleo venezolano se debe a que el Gobierno de Maduro potenciaría los lazos con las grandes potencias China y Rusia, además, Venezuela tiene una posición geoestratégica muy importante y mantiene aún el liderazgo en la región.

Según Javier Corrales, profesor de Ciencia Política en el Amherst College de EE.UU. y coautor del libro Un dragón en el Trópico: el legado de Hugo Chávez en Venezuela, advirtió que a EE.UU. le "podría salir el tiro por la culata" si aumenta demasiado la presión sobre Caracas.

Sanciones impuestas por EE.UU. a Venezuela

El 18 de diciembre de 2014, el presidente estadounidense Barack Obama firmó sanciones contra Venezuela, tras ser aprobadas previamente por el Congreso de ese país.

Las sanciones consisten en la congelación de activos y prohibición de visados para funcionarios venezolanos a los que las autoridades estadounidenses señalan como supuestos responsables de violaciones a los derechos humanos en las protestas golpistas registradas entre febrero y mayo de ese año en Venezuela.

Las protestas, cuyo objetivo era derrocar al presidente Nicolás Maduro, fueron violentas y dejaron un saldo de 43 fallecidos.

Como respuesta, el Gobierno venezolano anunció, en aplicación del Tratado de Viena, un conjunto de medidas orientadas a proteger a la población de los intentos de desestabilización promovidos desde la sede diplomática.

En 2015, la Casa Blanca declaró "emergencia nacional" por el "riesgo extraordinario" que supone la situación en Venezuela para la seguridad estadounidense y se mostró “preocupada” por lo que denominó “los esfuerzos del gobierno venezolano para aumentar la intimidación sobre adversarios políticos”, en una clara intromisión en los asuntos internos de Venezuela.

Estas medidas son otra muestra de la política hostil de EE.UU. contra Venezuela, desde que llegó a la presidencia el comandante Hugo Chávez con la Revolución Bolivariana, proceso reivindicador que devolvió la identidad al país.

Un año después, Obama extendió por un año la declaratoria de "emergencia nacional" sobre Venezuela, alegando que este país "erosiona los derechos humanos" y "persigue a sus dirigentes políticos".

En una carta a los líderes de la Cámara de Representantes y el Senado, Obama señaló que es "necesario continuar la emergencia nacional declarada en la orden ejecutiva 13692 con respecto a la situación en Venezuela", que el mandatario había ordenado en marzo de 2015.

El Departamento del Tesoro decidió el 13 de febrero de 2017 anular la visa del vicepresidente venezolano Tareck El Aissami, confiscar propiedades y le prohibió realizar transacciones financieras o comerciales con instituciones estadounidenses. Ante las sanciones el vicepresidente venezolano declaró tener "la moral intacta, mayor firmeza y convicción antiimperalista".

>> ¿Por qué Estados Unidos sanciona a Venezuela por hacer las elecciones Constituyente, en las que participaron más de ocho millones de personas?

El lunes 31 de julio, el presidente Trump congeló los activos y prohibió a cualquier ciudadano estadounidense tener relaciones económicas con el presidente venezolano Nicolás Maduro, medidas impuestas como castigo por no haber cancelado la convocatoria a elecciones para la Asamblea Constituyente.

Un nuevo documento fue publicado este miércoles por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por su sigla en inglés), del Departamento de Tesoro de EE.UU., en el que amplía la lista de personas sancionadas en Venezuela e incluye al actual ministro para la Cultura, Adán Coromoto Chávez Frías, hermano del comandante Hugo Chávez.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.