• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • La medida se tomó a 70 días del Mundial de Fútbol para garantizar la seguridad de los pobladores y los turistas que visitarán al país. (Foto: Reuters)

    La medida se tomó a 70 días del Mundial de Fútbol para garantizar la seguridad de los pobladores y los turistas que visitarán al país. (Foto: Reuters)

Publicado 30 marzo 2014

Más de mil policías, apoyados por militares, ocuparon este domingo en 15 minutos y sin resistencia una favela en Río de Janeiro (sur), el Complexo da Maré, a casi 70 días de la Copa del Mundo en Brasil.

Poco antes del amanecer, un convoy de una decena de vehículos blindados de la Marina ingresó a este complejo de favelas con 130 mil habitantes, situado en una zona estratégica que atraviesa los accesos a la ciudad y la ruta al aeropuerto internacional, según constataron periodistas de AFP.

En una de las entradas al Maré, sobre avenida Brasil, unos 10 policías del Batallón de Operaciones Especiales (Bope), se adentraron lentamente por las callejuelas desiertas. Luego fue el turno de un grupo de fusileros navales que se apuestan en las intersecciones, apuntando a las callejuelas de estas favelas consideradas entre las más peligrosas de la ciudad.

Según diarios locales, dos personas fueron detenidas y la policía encontró armas y drogas escondidas. Un total de mil 180 policías militares trabajan en la operación, apoyados por policías civiles, federales, de carreteras, 14 vehículos blindados de la Marina y fusileros navales, así como por helicópteros y aviones no tripulados, precisaron las autoridades.

Alberto Aleixo, de la ONG Red de Desarrollo de Maré y habitante de la favela hace 34 años, estimó que la ocupación es positiva ya que "las personas tienen derecho a la seguridad pública". Sin embargo señaló que el Bope violó los derechos de algunos habitantes al entrar a hogares sin orden judicial.

Tras la ocupación, el Ejército será el responsable de mantener el control de las favelas hasta la instalación de una Unidad de Policía Pacificadora (UPP), prevista para el segundo semestre.

La presidenta Dilma Rousseff autorizó que los militares patrullen las calles del Maré hasta el 31 de julio, un periodo que puede ser prolongado.

Desde 2008, con miras al Mundial de fútbol y los Juegos Olímpicos de 2016 en Rio, las autoridades han ocupado decenas de favelas e instalado 38 UPP que vigilan 174 de estas barriadas pobres, con un personal de nueve mil 500 oficiales.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.