• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El Esmad ha sido denunciado en varias oportunidades de ser un organismo opresor contra cualquier manifestación en el país.

El Esmad ha sido denunciado en varias oportunidades de ser un organismo opresor contra cualquier manifestación en el país. | Foto: elpais.com.co

Publicado 3 diciembre 2015

Cerca de ocho personas sufrieron heridas de gravedad, mientras que tanto niños, como mujeres en periodo de gestación, se vieron afectados durante la dispersión violenta. 

Al menos 10 personas resultaron heridas tras la fuerte represión encabezada por el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad), contra manifestantes que se encontraban en el municipio Alto Baudó, departamento de Chocó, Colombia.

La protesta que se desarrolla desde el pasado 20 de noviembre, contra las autoridades locales, esta vez fue frenada por la violencia de varios funcionarios que interrumpieron la llamada Minga Interétnica.

La intervención del Esmad incluyó el lanzamiento de gases lacrimógenos y bombas para aturdir, incluso contra mujeres embarazadas y niños que se encontraban en el lugar. Al menos ocho indígenas registraron heridas de gravedad.

 

Lea también: Colombia: imputarán a 400 paramilitares liderados por Mancuso

En dato:
El pasado 17 de noviembre seis líderes comunales denunciaron ser víctimas de amenazas al no evitar las movilizaciones de protestas. Según versiones, el propio alcalde de Alto Baudó, habría advertido sobre un presunto ataque de grupos paramilitares.
Foto cortesía: colombiainforma

“Estábamos algunos durmiendo, otros preparando los alimentos, cuando el Esmad asaltó el lugar sin mayor justificación”, denunció un líder comunal quien aseguró que también son ignorados por el Estado que no atiende sus reclamos.

Foto cortesía: colombiainforma

“Teníamos prevista una interlocución con el gobierno departamental en la capital, pero nos apagaron los teléfonos y ya no recibimos ningún tipo de comunicación”, señaló.

Foto cortesía: colombiainforma

Debido a este ataque, los protestantes anunciaron que mantendrán la manifestación de forma indefinida hasta que sus peticiones sean respondidas. Solicitan además, el restablecimiento de los derechos de las personas que han sido despojadas por grupos paramilitares.

Lea también: Se registran niveles críticos de desempleo en Colombia

En contexto:
Las comunidades afro e indígenas de la región del Alto Baudó llevan más de diez días movilizadas, en una acción que denominan Minga Interétnica, exigiendo al Gobierno el cumplimiento del derecho a la salud, la educación, y el esclarecimiento de casos de corrupción de la gestión municipal. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.