• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Piedad Córdoba fue acusada dos veces por el exprocurador general Alejandro Ordóñez, inhabilitada políticamente, secuestrada por los paramilitares y debió huir al exilio en Canadá.

Piedad Córdoba fue acusada dos veces por el exprocurador general Alejandro Ordóñez, inhabilitada políticamente, secuestrada por los paramilitares y debió huir al exilio en Canadá. | Foto: EFE

Publicado 11 octubre 2016

La exsenadora tendrá acceso a cargos públicos, esto la convierte en un personaje importante en el escenario político actual de Colombia con respecto a las negociaciones por la paz con las FARC-EP y el ELN.

La reintegración a la vida política de la exsenadora y líder del Movimiento Poder Ciudadano Siglo XXI, ubicado a la izquierda dentro del Partido Liberal, podría significar una sacudida a la política tradicional de Colombia, históricamente protagonizada por la derecha.

El debilitamiento de la política tradicional en Colombia quedó demostrado con los resultados del plebiscito del pasado 2 de octubre, en el cual el presidente Juan Manuel Santos no logró llegar a los más jóvenes y al 60 por ciento que se abstuvo de votar por los acuerdos de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia - Ejército del Pueblo (FARC- EP).

La eliminación de las dos sanciones de inhabilitación contra Piedad Córdoba le permitirá postularse de nuevo para un cargo público y podría significar un apoyo contundente a los diálogos por la paz entre el Gobierno de Colombia y las FARC- EP tras la derrota del Sí en el plebiscito. 

El Consejo de Estado de Colombia decidió este martes suspender la segunda sanción de 14 años que la inhabilitaba políticamente. La primera sanción, de 18 años, fue eliminada en agosto de este año.

El motivo de la segunda sanción fue un señalamiento que hizo la Procuraduría General de Colombia en ese entonces hacia Córdoba acusándola de aportar 25 millones de pesos para financiar la campaña de Ricardo Montenegro a la Cámara de Representantes de Colombia. 

La primera sanción se debió a que la líder de izquierda fue acusada de ser un enlace político de las FARC- EP. Sin embargo, la Corte Suprema dejó sin validez las pruebas que vinculaban a la expresidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Senado con el grupo insurgente.

Piedad Córdoba fue una de las principales defensoras del proceso de paz con las FARC- EP, la líder ganó reconocimiento por su lucha contra la corrupción, el apoyo a las minorías como la comunidad LGBT y la defensa de los derechos de las mujeres colombianas.

En contexto

La exsenadora Piedad Córdoba fue designada en el año 2007 como mediadora ante las FARC- EP para lograr la liberación de los retenidos por el grupo insurgente. Córdoba logró la liberación de más de 10 personas entre ellas Clara Rojas, jefe de debate de Ingrid Betancourt cuando esta aspiraba a la Presidencia de Colombia. 

La necesidad de buscar un acercamiento con las guerrillas para generar una solución pacífica al conflicto armado e incluso lograr una zona de despeje para el Ejército de Liberación Nacional (ELN) provocó el secuestro en 1999 de la líder izquierdista por parte de las fuerzas paramilitares bajo órdenes de Carlos Castaño, máximo comandante de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

El exsubdirector del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), Jaime Garzón, había entregado a los paramilitares unas grabaciones donde se escuchaba a Córdoba hablar sobre una posible negociación de paz.

Piedad le explicó a Castaño que esas conversaciones se dieron porque en ese momento era presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Senado.

Tras ser liberada debió huir a Canadá hasta el año 2001 cuando retornó a Colombia para abrirse paso en el campo político. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.