• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Los agricultores esperan que el Gobierno detenga el proyecto

    Los agricultores esperan que el Gobierno detenga el proyecto | Foto: AP

Publicado 14 mayo 2015

El puerto de Mollendo es considerado el principal muelle del Perú meridional, el mismo permite la comercialización a través de la Carretera Interoceánica que une el océano Atlántico en Brasil, con el océano Pacífico en Perú.

En Perú continúan las manifestaciones en repudio al proyecto minero Tía María y es que la ejecución del mismo podría afectar no solo para las zonas agrícolas sino también para el Puerto Matarani de la ciudad Mollendo en Arequipa (sur), por obras de desalinización del mar.

El corresponsal de teleSUR en Perú, Jaime Herrera, comentó que para la ejecución del proyecto pretenden desalinizar el agua, proceso que verterá sus residuos al mar, generando grandes daños en la cadena trófica.

En esta zona, el 98 por ciento de las 13 mil hectáreas de terreno cultivable, son familiares y ellos proveen de alimento a toda Arequipa y la zona sur de Lima.

Los pobladores de Arequipa continúan la huelga que cumple este jueves su tercer día, por lo que planean realizar movilizaciones masivas en los diferentes distritos que conforman la segunda ciudad más poblada de Perú después de Lima.

El conflicto se intensifica en el valle del Tambo, provincia de Islay en Arequipa (sur), donde la huelga de trabajadores sociales y del campo contra el proyecto Tía María cumple 53 días. Los últimos disturbios han dejado más de 10 heridos y al menos tres muertos.

El presidente Ollanta Humala, no ha enfrentado el problema en la región, solo ha llamado a calma y advirtió que puede declarar estado de emergencia si las acciones de calle continúan.

EN CONTEXTO

Desde el pasado 23 de marzo, habitantes de la provincia de Islay, de mayoría agrícola, mantienen un paro indefinido y enfrentamientos con la Policía en repudio al proyecto cuprífero Tía María, filial de la mexicana Southern Copper, que planea producir 120 mil toneladas anuales de cátodos de cobre a partir de 2017.

Este es un proyecto de explotación y procesamiento de cobre a cielo abierto. Dichas extracciones producen desequilibrios hídricos por la elevación de sedimentos en el agua debido a los residuos sólidos liberados al ambiente, y al mismo tiempo afectan las aguas subterráneas por las lluvias que caen sobre los reactivos, aceites y sales minerales residuales de los procesos de tratamiento.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.