• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El exmandatario Otto Pérez Molina junto a la ex vicepresidente de Guatemala, tendrán que enfrentar un nuevo juicio por corrupción.

El exmandatario Otto Pérez Molina junto a la ex vicepresidente de Guatemala, tendrán que enfrentar un nuevo juicio por corrupción. | Foto: @Tiempo

Publicado 15 abril 2016

El expresidente guatemalteco estaría involucrado en un presunto cobro de sobornos por 25 millones de dólares después de la negociación y posterior concesión de Puerto Quetzal a una empresa española. 

Un nuevo caso de corrupción contra el expresidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, y la ex vicepresidenta Roxana Baldetti, por la construcción  fraudulenta de una terminal portuaria.

Pérez Molina y Baldetti están en prisión bajo cargos de cohecho y defraudación aduanera por el caso conocido como "La Línea".

>> Suspenden audiencia del caso La Línea en Guatemala

La estructura criminal era integrada por funcionarios, empresarios y particulares que habrían recibido al menos 30 millones de dólares en sobornos como pago de una comisión por la adjudicación de un contrato para gestores nacionales e internacionales de dicho contrato, según denunció la fiscalía y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG). 

"A Pérez Molina le fueron entregados 4,2 millones de dólares (en sobornos)". La misma cantidad habría sido entregada a Baldetti, dijo en rueda de prensa Iván Velásquez, jefe de la CICIG, un ente investigador autónomo, respaldado por la Organización de Naciones Unidas (ONU) y Estados Unidos, que colabora con el Ministerio Público.

"Podemos afirmar que el expresidente utilizó su cargo con este negocio para obtener beneficios económicos directos y en detrimento del país", dijo Velásquez.

Por delitos como lavado de dinero, asociación ilícita, tráfico de influencias, cohecho activo y pasivo, enriquecimiento ilícito y fraude serán procesados todos los miembros de la estructura.

Otto Pérez Molina renunció a la presidencia de Guatemala el 3 de septiembre de 2015.

>> Embargan dinero y propiedades de Pérez Molina y Roxana Baldetti

Detalles del caso 

Se trata de un presunto cobro de sobornos por 25 millones de dólares después de la negociación y posterior concesión de Puerto Quetzal a una empresa española, dinero que luego repartió entre varios colaboradores de su gobierno.

Según investigaciones preliminares, Pérez Molina y su entonces vicepresidenta Roxana Baldetti, acordaron cobrar casi 25 millones en cuotas entre 2012 a 2015.

Molina adjudicó en 2012 a la compañía Terminales Contenedores de Barcelona un contrato para construir y gestionar durante 25 años una terminal en Puerto Quetzal, el más grande del país centroamericano.

Además de Molina y Baldetti, está señalado Douglas René Charchal, magistrado de la Corte Suprema, contra quien se pedirá un antejuicio para poder investigarlo, dijeron las autoridades.

El dato>> El proyecto estaba valorado en 126 millones de dólares y tenía que ser financiado en gran parte por fondos del Banco Mundial.

Los políticos se beneficiaron con viviendas lujosas, lanchas, equipo marino, dinero en efectivo y otros inmuebles con los sobornos obtenidos en el caso de corrupción en la Terminal  Quetzal, según reseña Prensa Latina.

Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti se beneficiaron con viviendas lujosas.

Caso La Línea 

La red de defraudación aduanera "La Línea" operaba en la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) de Guatemala y permitió la entrada de al menos 500 contenedores de mercancía de manera ilegal.

Tales negociaciones fraudulentas ocurrieron por la complicidad de varios funcionarios, familiares y colaboradores cercanos al expresidente y la ex vicepresidenta, acusados de ser los principales líderes de la organización.

Además, lograron conseguir al menos el 50 por ciento de las ganancias.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.