• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Quien antes pagada de 20 a 40 años de prisión por secuestrar a otra persona, ahora pagará de 80 a 140 años. (Foto: Archivo).

    Quien antes pagada de 20 a 40 años de prisión por secuestrar a otra persona, ahora pagará de 80 a 140 años. (Foto: Archivo).

Publicado 3 junio 2014

El gobierno mexicano elevó la pena máxima de cárcel a 140 años, a quien prive de libertad a otra persona en ese país. El decreto fue publicado este martes en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

De acuerdo con la Secretaría de Gobernación de México, las enmiendas corresponden a las modificaciones realizadas por el Congreso a la Ley General para Prevenir y Sancionar los Delitos en materia de Secuestro, la Constitución y al Código Penal Federal.

De esta manera, quien antes pagada de 20 a 40 años de prisión por secuestrar a otra personas, ahora pagará de 80 a 140 años por cometer uno de los delitos más penados a escala mundial.

El decreto castiga a quien cometa el llamado secuestro exprés con penas que van desde 40 a 80 años de cárcel, delito que anteriormente obligaba a los delincuentes a cumplir una condena de 20 a 40 años.

Los secuestradores de menores de edad, adultos mayores de 60 años y mujeres embarazadas, serán condenados a penas que se ubican de 50 a 90 años.

Esa misma pena podrá ser aplicada a varios secuestradores que, de manera conjunta, participen en la privativa de libertad de una o varias personas en tierras mexicanas.

Ley para todos

Muchas veces se presentan casos donde los secuestradores pertenecen a instituciones públicas del Estado. En ese sentido, el gobierno de México advirtió que de llegar a presentarse esa eventualidad, se impondrá una pena que va de 50 a 100 años.

La sanción más baja será de cuatro a 12 años de prisión, siempre y cuando tras el secuestro no se registren circunstancias agravantes contra la integridad de la víctima.

De acuerdo con el Sistema Nacional de Seguridad Pública, al cierre del 2013 unas mil 695 personas fueron secuestradas en México, cifra que se elevó un 20 por ciento más de la que se contabilizaba para el 2012.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.