• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 13 febrero 2016

En su discurso, el Presidente de México, reconoció que nunca se había producido tantas riquezas como ahora, y a pesar de ello, se sigue concentrando en muy pocas manos.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, reconoció los problemas que ha causado el capitalismo en la humanidad. 

Durante la visita del papa Francisco a su nación, el mandatario se enfocó en los problemas mundiales y aludió los problemas centrales de México, cuando existe una sociedad ávida de respuestas ante las decenas desapariciones forzadas, como el caso de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

“Estamos en una era en la que se podría alimentar a toda la población mundial y, sin embargo, aún millones de personas padecen de hambre y mueren”, dijo el mandatario.

>> Peña Nieto recibió al papa en el Zócalo con ceremonia oficial

El Presidente mexicano destacó que la humanidad está en tiempos en los que nunca se había producido tanta riqueza como ahora y “a pesar de ello se sigue concentrando en muy pocas manos”.

En México menos del uno por ciento de la población, alrededor de un millón de personas, concentra el 43 por ciento de la riqueza del país, de acuerdo con un estudio realizado por Oxfam México, denominado Desigualdad extrema en México: concentración del poder económico y político.
Además, el 10 por ciento de la población más rica de México concentra el 64, 4 por ciento de la riqueza nacional, entendido como el valor de todos los activos de la nación como acciones, capital, valor de las empresas, edificios y bonos, reseñó el portal mexicano Reforma.

Peña Nieto también se refirió a los múltiples y acelerados cambios que enfrenta la humanidad como en el caso de los avances en la medicina y la ciencia, que si bien es cierto permite curar más enfermedades, también son usados para hacer daño.

>> Papa pide no desestimar consecuencias del narcotráfico en México

El mandatario mexicano se refirió a otros problemas sociales como el individualismo, el consumismo y la permanente ambición de tener siempre más, que a su juicio no sólo provocan ansiedad y frustración, también atentan contra la solidaria humana y el cuidado del planeta.
Peña Nieto hizo estas declaraciones cuando han surgido varios escándalos sobre su riqueza como el caso de "la casa blanca" denunciada por la prensa mexicana en noviembre de 2014, sobre la adquisición de una mansión estimada en 54 millones de pesos (tres millones 545 mil dólares).

El inmueble estaba a nombre de la esposa de Peña Nieto. Un mes después, se conoció que la empresa que le había vendido a Angélica Rivera concretó la venta de una casa al Secretario de Hacienda, Luis Videgaray en la misma zona. Se trata de la empresa Grupo Higa, que al parecer, ganó grandes contratos en el Estado de México, cuando Peña Nieto era gobernador.

También forma parte del consorcio ganador para la construcción del tren México-Querétaro, licitación que fue revocada después del escándalo surgido por las denuncias de conflicto de interés.  


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.