• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 2 octubre 2016

El profesor colombiano Jairo Estrada afirmó que existe un compromiso del pueblo colombiano por el proceso de paz a pesar de los resultados en las urnas.  

La idea de una paz verdadera y casi palpable se evaporó ante los 6 millones 300 mil colombianos que optaron por el Sí este domingo en el plebiscito de Colombia pero irreversible a pesar del triunfo del "No" en el plebiscito de este 2 de octubre de 2016, afirma el miembro de la Comisión Histórica del Conflicto Armado colombiano, Jairo estrada.

¿Qué pasará ahora con el Acuerdo de Paz firmado el pasado lunes 26 de noviembre en Cartagena?, ¿Cuál es el futuro de las FARC- EP?, ¿Colombia seguirá sufriendo las consecuencias de un conflicto armado responsable de la muerte más de 218 mil personas y la desaparición de unos 57 mil?

"La ignorancia cultivada de viejos tiempos, ignorancia de personas que no tienen en su mente nada con que poder considerar los beneficios de un país en paz, lamento que sean ignorantes de lo que es vivir en paz, en armonía y en amor", dijo María Eugenia de Antequera, viuda de un líder de la Unión Patriótica asesinado, quien agregó en estos últimos 30 años se pudieron evitar 6 millones de víctimas. 

"La Colombia que hoy votó es una Colombia que viene saliendo de un régimen de terrorismo de Estado, tras la firma del Acuerdo han existido unos 15 asesinatos a insurgentes", explicó el analista Jairo Estrada. 
 
Destacó como aspecto positivo de estos resultados que "medio país está comprometido" con terminar el conflicto armado de manera definitiva.

>> Plebiscito en Colombia: Gana el No con 50.21 %, pero la búsqueda de paz continúa

"La gente que votó por el No, no entendió el sentido del Acuerdo Final", afirmó el profesor Estrada, quién advirtió que no se puede analizar el resultado de este domingo a partir de los resultados en votos. 

"Hay que recordar que Santos se encargó de desprestigiar de manera reiterada el Acuerdo. La delegación de Gobierno dijo palabras que no eran para nada favorables con el Acuerdo. Hubo un ministro de defensa cuyo lenguaje era el lenguaje de la guerra", puntualizó Estrada.

Estrada afirmó que Colombia vive los efectos de la manera en cómo se llevó y explicó el proceso. "El Acuerdo con las FARC - EP era una posibilidad de emprender en Colombia reformas atrasadas". 

Analistas consideran que puede abrirse una salida a una Asamblea Constituyente, como lo habían planteado anteriormente grupos uribistas y las mismas FARC- EP. 

¿Qué sucede con las FARC- EP en el actual escenario?

El jurista colombiano, Hugo Palacios Mejía, aseguró que era necesario respetar la situación personal de los insurgentes que se han desmovilizado y otorgarles plenas garantías y cumplirles lo que el Acuerdo promete en cuanto a su "destino personal" en relación a la justicia.

Mejía afirmó que un mes no era "suficiente tiempo" para que los colombianos analizaran las 297 páginas del Acuerdo. 

Algunos analistas opinan que el Acuerdo sólo buscaba igualar a los militares con los "guerrilleros" para lograr concederles a las FARC- EP su "papel de víctimas". Sin embargo, la historia colombiana narra una versión distinta de esta opinión. 

>> FARC-EP ratifica disposición de paz para Colombia

La sociedad rural que votó este domingo por el Sí buscaba una verdadera paz para su gente, masacrada desde el siglo pasado por las persecuciones políticas de las grandes élites colombianas.

El expresidente y actual senador de Colombia, Álvaro Uribe, promotor de la campaña por el No criticó que el Gobierno de Santos llevó un acuerdo de 297 páginas a una sola pregunta, sin embargo, la pregunta: ¿Apoya usted el Acuerdo Final para la terminación del conflicto y construir una paz estable y duradera?, simplificó de manera clara el objetivo del plebiscito: ¿Colombia quería la paz o quería la guerra?

Argumentos de la campaña por el No

La campaña encabezada por el partido derechista Centro Democrático, estuvo en contra del Acuerdo por tres razones: la supuesta "impunidad" para las FARC- EP, la posibilidad de que las FARC- EP se incorporen a la vida política y los términos de la "justicia transicional".

El autor del Plan Colombia, un supuesto plan para la paz creado con el Comando Sur de los Estados Unidos, Álvaro Uribe, rechazó que la izquierda tenga participación en la vida política colombiana porque deseaba "un país donde haya tolerancia a las ideas ajenas".

Un análisis publicado hace un mes por la revista Semana aventuró una hipótesis de por qué Uribe apostaba todas sus cartas al "No" si todas las encuestas le daban una ventaja al "Sí" en el plebiscito. La intención de Uribe fue capitalizar la oposición a Santos, una estrategia política frente a los venideros comicios presidenciales de 2018. 

"Estamos ante la situación de que existe una decisión política que frena un Acuerdo por la Paz", afirmó el profesor Jairo Estrada. 

El Centro Democrático logró articular las diferentes expresiones contra el Sí, también logró unificar a poderes latifundistas, mediáticos, económicos, quienes no son los que ponen la cara pero si se benefician de la continuidad de la guerra, afirmó Estrada. 

La exsenadora colombiana, Piedad Córdoba, no percibe un panorama pesimista y reconoció el triunfo del "No" en el plebiscito de este domingo, añadió que las izquierdas deben llegar a un acuerdo y no "tirar la toalla".

"Esta es una gran oportunidad para poder encontrarnos con la Asamblea Nacional Constituyente que de cuenta de las reformas estructurales" de Colombia, precisó Córdoba quien hizo un llamado por la "pedagogía por la paz" para conducirnos hacia la construcción de una mejor sociedad de hombres y mujeres nuevos.

La activista por los DDHH aplaudió la continuidad del cese del fuego bilateral, anunciado por el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, y agregó que se colocó del lado del presidente de la República para construir el futuro de Colombia. 

Orígenes del conflicto

Los partidos políticos tradicionales, el liberal y el conservador en Colombia dieron la orden de asesinar a Jorge Eliécer Gaitán el 9 de abril de 1948.

El político, adorado por el pueblo colombiano, ganó popularidad rápidamente debido a sus propuestas de unión, justicia y paz, las cuales beneficiaban a un sin número de campesinos que luchaban por sus tierras ocupadas por las élites.

El asesinato de Gaitán marcó el inicio de una época llena de violencia, durante la cual el Gobierno colombiano persiguió y masacró brutalmente al campesinado colombiano. 

Los campesinos colombianos comenzaron a organizarse en grupos de autodefensa para defenderse de la persecución del Gobierno, en este momento se formaron los grupos de insurgentes que más tarde serían parte de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia - Ejército del Pueblo (FARC- EP)

Por su parte, la élite colombiana quiso llegar a un acuerdo para culminar con el conflicto entre el partido liberal y el partido conservador. Los partidos decidieron repartirse el Gobierno cada cuatro años y excluir a cualquier otra organización política, es decir, el campesinado.

Las políticas conservadoras y liberales trajeron consigo trabajos y salarios miserables, esto situación incrementó el descontento del sector rural de Colombia.  


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.