• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El "Gigante de la Patagonia" es una especie de dinosaurios llamada titanosaurios y los científicos han estado tratando de determinar por qué evolucionaron hasta volverse tan grandes.

El "Gigante de la Patagonia" es una especie de dinosaurios llamada titanosaurios y los científicos han estado tratando de determinar por qué evolucionaron hasta volverse tan grandes. | Foto: Reuters

Publicado 9 agosto 2017

El "Gigante de la Patagonia" pudo haber vivido en Argentina hace 100 millones de años.

Una nueva especie de titanosaurio descubierto en la Patagonia argentina hace tres años y quizás el dinosaurio terrestre más grande que ha caminado en la Tierra fue bautizado este  miércoles en Nueva York con un nombre propio: Patagotitan mayorum.

El paleontólogo Diego Pol explicó que el nombre puede traducirse como "Gigante de la Patagonia". El bautizo se realizó en una ceremonia en el Museo de Historia Natural estadounidense, donde desde 2016 se exhibe una réplica a tamaño real de la colosal criatura, tan inmensa que su cabeza y cuello se extienden hasta un lobby.

El
Gracias a la réplica, que fue develada en Nueva York en enero de 2016, se estima que el joven adulto llegó a pesar hasta 70 toneladas, tanto como 10 elefantes africanos. I Foto: Reuters

 

El ejemplar promedio tenía una longitud de unos 37 metros, y desde el piso hasta su hombro alcanzaba los seis metros, y al erguir su cuello superaba los 20 metros. 

 El "mayorum" fue escogido en reconocimiento a la familia Mayo, en cuya estancia en Argentina fueron hallados en 2014 los restos del gigante herbívoro que vivió hace 100 millones de años. La especie vivía en los bosques de lo que hoy es la Patagonia durante el periodo Cretácico Tardío.

"Su edad sugiere que animales incluso mayores pueden haber vivido en la Patagonia en esa época", expresó Pol del Museo Paleontológico Egidio Feruglio de Trelew, en la provincia argentina de Chubut (sur), quien ayudó a dirigir la excavación junto a otros siete científicos argentinos y uno estadounidense. 

Pol mencionó que más de un año de investigación, tanto él como sus demás colegas, llegaron a la conclusión que el dinosaurio pertenecía a una nueva especie que merecía un nombre propio.

 

El científico sostuvo que las nuevas especies son importantes porque muestran cómo eran los animales en el pasado. "Pueden ofrecer información para responder preguntas sobre el pasado de nuestro planeta", añadió.

Los paleontólogos destacan además como rasgo interesante sus dimensiones, la cantidad de restos preservados. Lo más común para estas especies de gigantes es que se conozcan por fósiles muy fragmentarios como el Argentinosaurus, del que solo se conocen por una decena de huesos, o el Puertasaurus del que se conocen cuatro huesos.

En total 223 huesos fósiles de seis criaturas fueron descubiertos en el sitio cerca de la estancia La Flecha, a 216 km al oeste de Trelew.

Gracias a esta excelente preservación de los huesos de buena parte del animal (patas traseras, delanteras, parte de la cintura, columna vertebral, cuello y algunos dientes) los científicos pudieron estimar la masa corporal de la especie utilizando dos metodologías diferentes.

Como los fósiles son demasiado pesados para montarlos, la colosal réplica de 37,2 metros está hecha de impresiones de los huesos en tercera dimensión en fibra de vidrio.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.