• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Publicado 28 diciembre 2015


Blogs



Pablo Iglesias y Mariano Rajoy en encontraron este lunes en el marco de la ronda de negociaciones entre los máximos dirigentes políticos del país, tras las elecciones generales del pasado 20 de diciembre. 

El líder del partido Podemos en España, Pablo Iglesias, reiteró este lunes que no apoyará desde su formación un nuevo Gobierno del Partido Popular (PP) que encabeza el aún presidente de la nación ibérica, Mariano Rajoy.

Así lo aseveró durante un encuentro directo con el actual jefe de Gobierno, donde además llamó a la segunda fuerza política del país, Partido Socialista Obrero Español (PSOE), ha mostrar mayor voluntad para el diálogo.

“Las elecciones generales dejaron claro el nuevo escenario político que empuja a un proceso de transición política ineludible y que algunos no entienden. Se ha acabado el sistema del turno en España”, enfatizó.

 

Lea también: Iglesias: España no será la periferia de Alemania nunca más

Iglesias no descartó la celebración de un referendo en Cataluña para poder llegar a un pacto con el PSOE, “quien no entienda que la unidad de España se defiende desde la democracia y desde la diversidad, no entiende nada”, agregó.

A juicio del máximo representante de Podemos, el PSOE no entiende la plurinacionalidad del país al negar la consulta. “No toca hablar de sillones sino de España y sus problemas”, apuntó mientras criticó que esa tolda se dedique hoy a sólo atender sus problemas internos.

También rechazó la adulación mostrada recientemente por el PP y PSOE hacia el Rey Felipe VI y su discurso navideño que continúa separando a los españoles. “Veo un bloque inmovilista que ignora a millones de españoles que lo están pasando mal y siguen con discursos que dividen al pueblo”.

 

Lea también: Podemos: todos deben entender que España es plurinacional

En ese sentido, Iglesias recordó que desde Podemos continúa proponiendo una ley que plantea garantías de suministros de luz y calefacción a los más desfavorecidos, que acabe con los desahucios sin alternativa habitacional ni pensionistas, entre otras carencias que no están en planes de ser solventadas por parte de Rajoy.

Por último, aspiró a la independencia de la justicia indicando que nunca más haya en España jueces dependientes del partido del Gobierno y a la infamia de las “puertas giratorias”, tal como se conoce en la nación, la designación de exministros y expresidentes para ocupar puestos en los consejos de administración de empresas estratégicas.

 

Lea también: Cambia, todo cambia (en España)

En contexto:
El pasado 20 de diciembre España celebró elecciones generales para renovar el Congreso de los Diputados (la Cámara Baja del Parlamento, de 350 escaños) y el Senado (208 escaños).
Los resultados de los comicios dejan un Congreso dividido, pues, aunque el gobernante Partido Popular obtuvo 123 escaños, no alcanzó la mayoría para gobernar que es 176, por lo que la elección del próximo presidente dependerá de la capacidad de negociación entre las principales fuerzas políticas del país.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.