• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
Venezuela ha diversificado de manera estratégica la participación de otros países en la extracción de petróleo.

Venezuela ha diversificado de manera estratégica la participación de otros países en la extracción de petróleo. | Foto: mundo.sputniknews.com

Publicado 23 diciembre 2014


Blogs



Con la venta del 20 por ciento de la participación de la empresa Lukoil a Rosneft, crece la presencia de la estatal petrolera rusa en la extracción de crudo en Venezuela, específicamente en el campo Junín 6, ubicado en la Faja Petrolífera del Orinoco, al sur del país.

La empresa de capital privado rusa Lukoil -el mayor productor independiente de Rusia- venderá a la estatal petrolera Rosneft su participación en el Consorcio Nacional Petrolero (NNK, por las siglas en ruso) que participa en la explotación del yacimiento Junín 6 en Venezuela, informaron ambas compañías.

"Lukoil venderá su participación del 20 por ciento en el capital social de NNK que compañías petroleras de Rusia establecieron en octubre de 2008 para ampliar la cooperación económica con Venezuela", señala una nota emitida por la empresa, la segunda mayor productora de petróleo de Rusia.

El presidente de Lukoil, Vaguit Alekpérov, afirmó que la transacción permitirá a su empresa "centrarse en una serie de proyectos de importancia estratégica en Rusia y optimizar la estructura de las inversiones, destinando el grueso de los recursos financieros al desarrollo de los activos en fase de producción".

El campo Junin 6 está ubicado en la Faja Petrolífera del Orinoco, al sur de Venezuela.

Por su parte, el jefe del consejo de administración de Rosneft, Ígor Sechin, destacó que la compañía "amplía de forma consecuente la cooperación con Venezuela".

Sechin alabó las oportunidades de inversiones petroleras en el país caribeño y vaticinó la caída de la extracción de esquisto de Estados Unidos y Canadá.

"Venezuela cuenta con la base primaria más prometedora de la industria mundial del petróleo. Habida cuenta de que la producción de los yacimientos de esquisto en EE.UU. y Canadá irá disminuyendo en perspectiva, el crudo venezolano podría convertirse en un elemento compensatorio del volumen que desaparezca en estos mercados", dijo.

Ambas compañías petroleras, Lukoil y Rosneft suscribieron este martes una serie de acuerdos vinculantes sobre el traspaso de activos. En cuanto concluya la operación, Rosneft elevará del 60 al 80 por ciento su participación en NNK, quedando el restante 20 por ciento en manos de Gazprom Neft.

EL DATO: El consorcio petrolero ruso tiene una participación del 40 por ciento en el yacimiento Junín 6, cuyas reservas se evalúan en 195 millones de toneladas de crudo. La estatal venezolana Petróleos de Venezuela (PDVSA) controla el 60 por ciento.

Lea también: El surgimiento de la OPEP y la situación actual del petróleo


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.