• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, promotor del proyecto de ley, salió sonriente del Congreso tras conocer la votación (Foto:EFE)

    El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, promotor del proyecto de ley, salió sonriente del Congreso tras conocer la votación (Foto:EFE)

Publicado 11 febrero 2014

La legislatura propuesta por el Gobierno español que restringe el aborto en el país pasó su primera prueba en el Parlamento, que rechazó en secreto una moción para retirar el proyecto, aunque los diputados del partido conservador lo aprobaron en bloques.

Los legisladores del Partido Popular (PP) cerraron filas y apoyan el respaldo del proyecto de ley por bloques, ya que este martes 183 diputados votaron en contra de la moción presentada por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), que exigió "la retirada del proyecto de reforma”.

Contra una minoría de 151 diputados que votaron a favor y otros seis que se abstuvieron, el PP mostró una votación segmentada que sumó los tantos para que la normativa continuara su tramitación.

El voto secreto pudo romper el objetivo del PSOE, a pesar de que el portavoz del PP, liderado por el presidente Mariano Rajoy, Alfonso Alonso, aseguró que se respetaría la disciplina de voto en las filas de su formación.

La reforma ha sido criticada por legisladores de la derecha desde su aprobación en el Congreso el pasado mes de diciembre. La vicepresidenta del Congreso de los Diputados, Celia Villalobos, fue una de las que pidió libertad de voto en relación a este texto.

Seguida por el parlamentario regional de Extremadura (oeste), José Antonio Monago, o el de Galicia (noroeste), Alberto Núñez Feijóo, muy cercanos al presidente Rajoy que exigieron la derogación de la norma.

"No vamos a parar hasta que retire la ley", aseguró el líder de los socialistas, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Por su parte, varios legisladores de oposición coincidieron en que el proyecto "es la ley del sufrimiento de las mujeres, no de los derechos".

A la consideración de los diputados que rechazan la normativa se sumó el portavoz del gobierno vasco Josu Erkoreka, quien reiteró su rechazo al proyecto expresando que es "un paso atrás".

Cientos de organizaciones defensoras de los derechos de la mujer, así como el gremio médico han repudiado en las calles la discusión del proyecto, ya que prohíbe "decisiones libres de mujeres competentes, fruto de situaciones personales de gran sufrimiento, que no se pueden limitar a supuestos como malformaciones congénitas graves o peligro para la propia salud física y psíquica de la mujer”.

Vale recordar que la reforma contempla la interrupción del embarazo sólo cuando exista malformación del feto, y antes de los cuatro de gestación. A diferencia de la aprobada en 2010 que establecía el aborto de la mujer en caso de violación, condiciones económicas y hasta después de los cuatro meses de gestación.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.