• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Los parlamentarios y movimientos exigen que se respete la democracia en Brasil.

Los parlamentarios y movimientos exigen que se respete la democracia en Brasil. | Foto: redebrasilatual.com.br/

Publicado 30 marzo 2016

Legisladores de varios partidos políticos y representantes de organizaciones y movimientos sociales apoyan a la mandataria Dilma Rousseff.

Más de 50 representantes de organizaciones y movimientos sociales, así como parlamentarios del Congreso brasileño instalaron un comité para defender en las calles las violaciones a los principios constitucionales que promueve la derecha a través del intento de un golpe de Estado.

Con carteles con lemas como “No al golpe de Estado”, “Sí a la democracia” y “Vamos a respetar la Constitución Federal” los representantes de los movimientos expresaron su apoyo al gobierno de la presidenta Dilma Rousseff ante los intentos de la oposición de hacerle un juicio político.

>> Comisión que evalúa juicio político contra Dilma apura el paso

Este apoyo se produce también luego de que el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), que lidera el vicepresidente Michel Temer, abandonó la alianza política con la presidenta Dilma Rousseff y se declaró "independiente".

El PMDB es fundamental de cara al posible juicio político que puede enfrentar Rousseff en el Parlamento, puesto que cuenta con las primeras minorías en la Cámara de Diputados y en el Senado y con sus votos puede desequilibrar cualquier balanza política.

Ante estos hechos, los parlamentarios de varios partidos reiteraron la importancia de que se respeten las disposiciones constitucionales para el trabajo de la comisión especial que busca la destitución de la presidenta Dilma Rousseff.

>> No es contra Dilma, no es contra Lula, es contra el progreso del pueblo brasileño

"Hemos rastreado un largo camino para volver a la democratización de Brasil y no nos detendremos ahora que todo está perdido con esta amenaza golpe de estado registrado por los sectores conservadores. Este juicio político que están tratando de hacer no tiene fundamento legal", dijo el parlamentario Wadih Damous del Partido de los Trabajadores.

Por su parte, la representante de la Comisión Pastoral de la Tierra (CPT) en el Distrito Federal, Angélica Franco, aseguró que “no sólo vamos a hacer un seguimiento de todos los trabajos de la comisión, sino que vamos a hacer eventos y manifestaciones públicas para dejar en claro nuestra posición".

Los movimientos y parlamentarios formalizaron el comité con cuatro representantes de los partidos políticos (PT, del PSOL, PCO y PcdoB).

>> América Latina respalda a Rousseff y a Lula da Silva

Entre las organizaciones y grupos que también participaron en la creación de la comisión se encuentran la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB), la Unión Nacional de Estudiantes (UNE), Centro de Estudios de Medios alternativos Barão de Itararé, Intervozes , la democratización de la comunicación por el Foro Nacional (BDNF), Fuera de Eje, Justicia conjunta y los derechos humanos (JusDH), Consejo Nacional de Iglesias cristianas (CONIC), Juventudes socialistas Unión (EPU), Centro brasileño de Solidaridad con los Pueblos y Lucha por la la paz (Cebrapaz), entre otros.

En el documento publicado, citado por Brasil De Fato, se señala que “el comité se instaló con la idea desarrollar un trabajo hacia arriba para la defensa del respeto de la democracia y de movilizarse contra del proceso juicio político, al entender que no hay ninguna base legal que lo justifique”.

>> PMDB rompe relaciones con el Gobierno de Dilma Rousseff

En Contexto
El Congreso y la derecha de Brasil pusieron en marcha un plan para difamar al Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff y desprestigiar los logros alcanzados en beneficio del pueblo, mediante intentos de vincular a la jefa de Estado en el caso de corrupción en la estatal Petrobras y someterla a un juicio político.
Por ahora, el Congreso evalúa destituirla y, en caso de que la acusación a Rousseff proceda, estiman separarla por 180 días de sus funciones mientras investigan.
Rousseff ha dicho que confía en derrotar los intentos de la oposición para derrocarla y que no renunciará como buscan esos sectores, a fin de destruir los logros de los brasileños.

>> Partido brasileño planifica un nuevo gobierno sin Rousseff


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.