• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Los campesinos son acusados de invasión a la propiedad, entre otros cargos, aunque los magistrados de la corte reconocen que esas tierras no son de la empresa que las explota hoy. (Foto: ea.com)

    Los campesinos son acusados de invasión a la propiedad, entre otros cargos, aunque los magistrados de la corte reconocen que esas tierras no son de la empresa que las explota hoy. (Foto: ea.com)

Publicado 30 marzo 2014

Este domingo se cumplen 46 días de la huelga de hambre que mantienen cinco campesinos paraguayos presos desde 2012 sin juicio definitivo por el caso Curuguaty.

Los labriegos fueron arrestados durante el sangriento desalojo efectuado en la localidad de Curuguaty que culminó con la muerte de 11 campesinos y seis policías, hecho utilizado como uno de los argumentos para destituir al presidente constitucional, Fernando Lugo.

Las denuncias llevaron al reconocimiento de que el asentamiento de familias campesinas se encontraba en tierras del Estado, algo por lo cual continúa el litigio legal con los latifundistas apoderados de ellas, quienes poseen un titulo de dudosa procedencia.

Pero los fiscales José Sarza y Jalid Rachid culparon a los rurales del letal enfrentamiento y entre los procesados mantienen desde entonces en prisión a los cinco en huelga de alimentos sin prever juicio antes de finales de junio próximo.

Los prisioneros que se encuentran en delicado estado son Ruben Villalba, Felipe Benítez, Adalberto Castro y Néstor Castro, seriamente afectados, quienes reclaman la libertad provisional hasta la definición por la justicia sobre la verdadera titularidad de los terrenos.

El ministerio de Justicia logró una rápida sentencia del Tribunal Supremo ordenando a los galenos atender a los huelguistas, algo cumplimentado contra su voluntad en el caso de Villalba a quien aplicaron sueros, aunque su vida sigue peligrando, según sus allegados.

Sobre el fiscal Sarza, quien ordenó el asalto policíaco en Curuguaty, acaba de ser procesado al exigir más de 15 mil dólares al propietario de una finca para ordenar el desalojo de campesinos asentados en ella.

La masacre de Curuguaty (centro este de Paraguay), hecho ocurrido el 15 de junio de 2012 cuando un grupo policial paraguayo desalojó un colectivo de campesinos quienes ocupaban la tierra para la producción agrícola.

La responsabilidad de lo ocurrido fue atribuido a priori al expresidente Fernando Lugo por la oposición del país y usado como argumento para el juicio en el Congreso del país que terminó en su destitución y posterior designación de Federico Franco como gobernante de la nación.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.