• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 11 julio 2015

El activista de los Derechos Humanos en Paraguay envió una carta al Sumo Pontífice solicitando que sean divulgados los archivos eclesiásticos referidos a Paraguay, Uruguay, Chile, Bolivia y Brasil.

El activista de los Derechos Humanos en Paraguay, Martín Almada, aprovechó la visita del papa Francisco a su país para pedirle que abra los archivos del Vaticano sobre los regímenes militares de la dictadura del expresidente paraguayo, Alfredo Stroessner (1954-1989).

"La Iglesia argentina estaba totalmente sometida al régimen militar y ésta es la ocasión para que el Vaticano abra sus archivos y se conozca toda la verdad para que actúe la Justicia", explicó Almada, quien fue encarcelado y torturado durante el régimen.

Almada envió una carta al Sumo Pontífice haciéndole la solicitud de que sean divulgados los archivos eclesiásticos referidos a Paraguay, Uruguay, Chile, Bolivia y Brasil, durante la década de los 70 y 80 cuando las dictaduras crearon la “Operacion Cóndor” dedicada a perseguir a disidentes políticos por todo el continente.

El activista solicitó el acceso público a las comunicaciones enviadas a las autoridades vaticanas en las que está plasmada la trágica situación de esos países en aquellos años, así como del centenar de ciudadanos paraguayos detenidos desaparecidos en la Argentina.

Almada escribió en la carta que debido a la falta de voluntad política del Gobierno paraguayo, un grupo de víctimas de la época iniciaron el seis de agosto 2013, una querella penal contra los responsables de crímenes de lesa humanidad.

Lea también: 

Los 10 curiosos regalos que ha recibido el papa Francisco

Papa sobre Ballestrino: Fue una mujer que me enseñó a pensar


Paraguayos construyeron al Papa un altar hecho con maíz

Contexto

En 1992, Martín Almada descubrió los llamados "Archivos del Terror", documentos oficiales que revelaron los abusos del régimen de Stroessner.

El 3 de febrero se cumplieron 26 años desde la caída de Stroessner. La Comisión de Verdad y Justicia (CJV) comprobó la existencia de 425 ejecutados o desaparecidos durante la dictadura y casi 20 mil detenidos, la mayoría víctimas de torturas.

La Justicia paraguaya solo ha condenado a un pequeño grupo de policías, en procesos realizados poco después del fin del régimen.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.