• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 15 junio 2015

En el hecho, ocurrido hace tres años, murieron 11 campesinos y seis policías. El Ministerio Público sólo imputó a supuestos responsables por la muerte de los agentes.

Se cumplen tres años de la masacre ocurrida el 15 de junio de 2012 en Curuguaty, una ciudad ubicada al este de Paraguay. A la fecha el caso sigue causando controversia, ante la ausencia de acusados por el asesinato de 11 campesinos que murieron durante un operativo de desalojo.

Ello contrasta con el hecho de que los presuntos victimarios de seis policías muertos en esos acontecimientos sí han sido sometidos al rigor de la ley.

La justicia paraguaya ha acusado a 13 campesinos por la muerte de los agentes, de los cuales sólo han imputado a Rubén Villalba, quien fue condenado a siete años de prisión. Los otros 12 se encuentran bajo arresto domiciliario.

El juicio contra los trabajadores del campo ha sido suspendido en reiteradas oportunidades, sin embargo, fue fijada una nueva fecha para el próximo 22 de junio venidero, cuando comenzará la vista oral.

Los acusados enfrentan cargos de invasión de inmueble ajeno y asociación criminal y diez de ellos también afrontan el cargo de intento de homicidio de los policías, mientras que no hay nadie imputado por la muerte de los once campesinos.

Familiares y campesinos han denunciado que el Ministerio Público sólo se ha encargado de investigar la muerte de los policías, mientras que sobre los trabajadores del campo impera la impunidad.

El caso es dirigido por el agente fiscal Jalil Rachid, de Curuguaty, y respaldado por el fiscal general del Estado, Javier Díaz Verón, quienes descartaron por completo las acusaciones sobre la ejecución extrajudicial de los campesinos por parte de algunos polícias, luego del tiroteo inicial.

Lea aquí→ Firma por Curuguaty para el rescate de las tierras
 

Contexto
La masacre ocurrida el 15 de junio de 2012 se produjo cuando un grupo policial paraguayo desalojó un colectivo de campesinos que ocupaban la tierra para la producción agrícola.
La oposición del país atribuyó a priori la responsabilidad de lo acontecido al expresidente Fernando Lugo, lo cual fue usado como argumento para un juicio en el Congreso del país que terminó en la destitución del mandatario.

Familiares recordaron a las víctimas de la masacre de Curuguaty con un acto religioso realizada en un lugar conocido como Marina Kué, próximo a la zona donde se registró la masacre.

Los parientes estuvieron acompañados por representantes de organizaciones sociales, quienes rindieron homenaje con una misa a los 17 caídos en la masacre.
 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.