• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 27 diciembre 2015

El papa lamentó la situación de los numerosos inmigrantes cubanos que se encuentran en dificultades en Centroamérica y aseguró que muchos de ellos son víctimas del tráfico de personas.

El papa Francisco pidió este domingo que se le realicen los esfuerzos necesarios para encontrar una solución al "drama humanitario" que representa la crisis migratoria cubana en Centroamérica.

Vea aquí→ Costa Rica no dejará entrar a cubanos

"Invito a los países de la región a renovar con generosidad todos los esfuerzos necesarios para encontrar una oportuna solución a este drama humanitario", dijo.

Tras el rezo del Ángelus, el sumo pontífice aseguró que su pensamiento va en estos momentos a los numerosos inmigrantes cubanos que se encuentran en dificultades en Centroamérica, y resaltó que muchos de ellos son víctimas del tráfico de seres humanos.

Conozca→ Conozca la política estadounidense "Pies secos, pies mojados" 

EL DATO: Cerca de 4 mil inmigrantes cubanos se encuentran varados en Costa Rica a la espera de poder continuar su viaje hacia Estados Unidos (EEUU).
La oleada de inmigrantes cubanos hacia EEUU creció casi en un 80 por ciento en 2015, ante el temor a que el deshielo entre Washington y La Habana ponga fin a las ventajas migratorias de los cubanos que logran tocar territorio estadounidense.

En claves→ Ley de Ajuste Cubano

Jubileo de la Familia

El vicario de Cristo celebró este domingo el Jubileo de la Familia en el Vaticano, junto con miles de familias católicas de todo el mundo, a las que pidió que sean el lugar en el que experimentar "el perdón", durante la celebración del Año Santo.

"Que en este Año de la Misericordia, toda familia cristiana sea un lugar privilegiado en el que se experimenta la alegría del perdón. El perdón es la esencia del amor, que sabe comprender el error y poner remedio", dijo el papa.

Ante familias peregrinas, venidas de todas partes del mundo, el papa Francisco pronunció una homilía centrada en el papel que desempeñan los padres creyentes en la educación de sus hijos y subrayó que "la vida de las familias está compuesta de pequeños y grandes momentos de peregrinación".

Pidió no perder "la confianza en la familia" y señaló que "donde hay amor, allí hay también comprensión y perdón".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.