• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
En la festividad católica de la Asunción de la Virgen, Francisco oró por las mujeres y niños.

En la festividad católica de la Asunción de la Virgen, Francisco oró por las mujeres y niños. | Foto: EFE

Publicado 15 agosto 2016

El sumo pontífice deploró que algunas mujeres sean obligadas a entregarse en cuerpo y espíritu a la codicia de los hombres. 

El papa Francisco pidió paz, justicia y amor para las mujeres que son víctimas de la violencia en el mundo, así como para los niños que son obligados a realizar trabajos inhumanos.

“Debemos pensar en la suerte de las mujeres que son esclavas de la soberbia de los poderosos y en los niños forzados a realizar trabajos "inhumanos", alertó desde la ventana del Vaticano.

El sumo pontífice deploró que algunas mujeres se vean obligadas a entregarse en cuerpo y espíritu a la codicia de los hombres.

Asimismo, comentó que que este llamado lo hace ante tantas situaciones dolorosas que se registran en la actualidad.

Francisco destacó que es necesario que llegue “tan pronto como sea posible el inicio de una vida de paz, de justicia, de amor, en el que finalmente se sientan agarrados por unas manos que no les humillen, sino que con ternura les eleven y les conduzcan hasta el cielo".

 
¡Alarmante! 

Una de cada tres mujeres en el mundo, es decir el 35 por ciento de ellas, han sufrido violencia física y/o sexual de su pareja o de terceros en algún momento de su vida, según un análisis realizado en enero 2016 por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres y el Consejo de Investigaciones Médicas.

El estudio fue basado en los datos de más de 80 países. En la mayoría de estos casos, los abusos son cometidos por la pareja. A escala mundial, cerca de un tercio (30 por ciento) de las mujeres han sido víctimas de sus cónyuges y un 38 por ciento de los asesinatos de féminas son perpetrados también por su pareja.
EFE

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.