• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Papa Francisco espera buena participación de los obispos en sínodo extraordinario

Papa Francisco espera buena participación de los obispos en sínodo extraordinario | Foto: Archivo

Publicado 6 octubre 2014

El papa Francisco abrió este domingo en la basílica de San Pedro un histórico sínodo de obispos de todo el mundo para analizar los retos de la familia moderna y abordar temas tabúes para la Iglesia católica. Pidió honestidad para sincerar el debate.

El Papa Francisco realizó un llamado a los participantes del sínodo extraordinario de los obispos sobre la familia a hablar con libertad y decir todo lo que sientan, pero también los instó a respetar las opiniones de los demás.

Según Francisco, en el último consistorio, reunión de cardenales, uno de los prelados le escribió para decirle que algunos no "habían tenido el valor de decir todo lo que pensaban al creer que el papa pensaba de manera diferente a ellos". Y por ello, indicó que "esto no está bien", y que una verdadera "sinodalidad" es "hablar claro". 

Esta reunión, que se inició este domingo, es una de las más esperadas por los temas que allí son tratados: Los desafíos de la Iglesia sobre la familia. Se abordarán además realidades como las parejas homosexuales, la poligamia, los contraceptivos o la violencia doméstica. 

Las diferentes posiciones entre aperturistas y conservadores ya se han hecho públicas durante los últimos días, como en el libro que publicaron cinco cardenales para sostener que no se debe levantar la prohibición de comulgar a los católicos divorciados. 

Mientras, el presidente emérito del Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, el cardenal alemán Walter Kasper, aboga por la necesidad de que la Iglesia se acerque a los divorciados que se han vuelto a casar porque, según dijo en el consistorio de cardenales del pasado febrero, todo el que se equivoca en la vida, como un divorciado, deber ser perdonado y aceptado. 

Ocho participantes españoles el cardenal Martínez Sistach, por su parte, centró su meditación sobre el concepto de evangelizar con alegría: "El papa nos ha convocado para reflexionar y debatir sobre los desafíos de la familia en el contexto de la evangelización y para realizar este deber el apóstol Pablo nos pide que nos dejemos iluminar por el Espíritu Santo por el bien de la parejas y las familias", dijo. 

Después del sínodo extraordinario, en que no se tomarán decisiones, el papa ha programado para 2015 un sínodo ordinario, al término del cual la Iglesia católica podría adoptar medidas específicas.

Los numerosos católicos que viven hoy en día "fuera de las reglas" preocupa a la Iglesia liderada por Francisco, que en numerosas ocasiones ha instado a "acogerlos" y a evitar "excluirlos".

Los prelados debatirán también sobre el aborto, las relaciones fuera del matrimonio, los abusos a menores en el seno de la familia así como sobre inmigración, globalización y los distintos tipos de pobreza.

El sínodo extraordinario es un acontecimiento raro en la vida de la Iglesia, ya que sólo se han celebrado otros dos antes (en 1969 y en 1985).


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.