• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • El pontífice de la Iglesia católica también invitó a los congregados a “tener fe en el Señor” (Foto:Archivo)

    El pontífice de la Iglesia católica también invitó a los congregados a “tener fe en el Señor” (Foto:Archivo)

Publicado 11 mayo 2014

El Papa Francisco dedicó este domingo en el Vaticano la oración del Regina Coeli, que sustituye en tiempo pascual al habitual Ángelus dominical, a las madres del mundo, en una jornada en la que se celebra en el Día de la Madre, y que también es conmemorada en Roma el segundo domingo del mes de mayo.

En esta jornada, el Sumo Pontífice también dedicó el rezo de esta oración a los jóvenes del mundo que, dijo, “escuchan la voz de Dios y deciden entregar su vida al sacerdocio”.

Desde la ventana del Palacio Apostólico del Vaticano, el máximo representante de la Iglesia católica invitó a los congregados a “tener fe en el Señor” que, subrayó, guía a todos los católicos en su camino por el mundo.

El Papa Francisco se despidió de sus fieles como suele hacerlo cada domingo, deseándoles un buen día y un “buen almuerzo”.

Regina Coeli

Según la Iglesia Católica, durante el tiempo pascual, la Iglesia se une en la oración del Regina Coeli o Reina del Cielo por la alegría, junto a la Madre de Dios, por la resurrección de su hijo Jesucristo.

El rezo de Regina Coeli fue establecido por el Papa Benedicto XIV en 1742 y reemplaza durante el tiempo pascual, desde la celebración de la resurrección hasta el día de Pentecostés, al rezo del Ángelus dominical cuya meditación se centra en el misterio de la Encarnación.

De la misma manera que el Ángelus, el Regina Coeli se reza tres veces al día, al amanecer, al mediodía y al atardecer como una manera de consagrar su día a Dios y la Virgen María.

No se conoce el autor de esta composición litúrgica que se remonta al siglo XII y era repetido por los Frailes menores Franciscanos después de las completas en la primera mitad del siguiente siglo popularizándola y extendiéndose por todo el mundo cristiano.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.