• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El papa ha dejado clara su posición de rechazo contra los crímenes de sacerdotes ocurridos en las dictaduras de derecha de América Latina.

El papa ha dejado clara su posición de rechazo contra los crímenes de sacerdotes ocurridos en las dictaduras de derecha de América Latina. | Foto: Archivo

Publicado 2 diciembre 2016

Conocido como el padre Francisco, fue ejecutado durante la Guerra civil de Guatemala. Se dedicaba a impartir enseñanzas bíblicas a la población indígena autóctona de la región y a proteger a sus feligreses.

El papa Francisco declaró mártir al sacerdote Stanley Francis Rother nacido en Oklahoma (EE.UU.), un párroco que dedicó su vida a los indígenas del país y fue asesinado cuando realizaba su labor durante la Guerra civil de Guatemala.

Rother nació en 1935 y fue ejecutado con dos tiros en la cabeza el 28 de julio de 1981 por un grupo de hombres armados en su parroquia de Atitlán conocidos como los escuadrones de la muerte.

El padre, o "aplas" como le llamaban en maya los indígenas, ayudó y enseñó a leer a la comunidad indígena de Atitlán, donde fundó un centro médico para atender a los más necesitados y que actualmente atiende a miles de nativos.

Aciprensa

>> Tribunal de Guatemala envió a 8 exmilitares a juicio

Rother traducía el Nuevo Testamento a un dialecto indígena para que los autóctonos pudieran tener acceso a las enseñanzas bíblicas.

La declaración del martirio allana el camino para la beatificación de Rother. A diferencia de los candidatos regulares, los mártires no necesitan un milagro certificado por el Vaticano atribuido a su intercesión para que sean beatificados. Sin embargo, sí requieren de un milagro para ser declarados santos.

Francisco ha dejado en claro su posición en contra de los sacerdotes que fueron asesinados durante las dictaduras derechistas de América Latina de quienes dice que muieron por intolerancia religiosa, entre ellos el arzobispo salvadoreño Oscar Romero.

>> Guatemala recuerda al obispo Juan Gerardi

En contexto 

Los escuadrones de la muerte nacieron en 1946 cuando las Fuerzas Armadas estadounidenses fundaron un centro de entrenamiento militar, conocido con el nombre de Escuela de las Américas. Militantes latinoamericanos de extrema derecha fueron entrenados con toda clase de técnicas terroristas: asesinatos, torturas, manejo de explosivos, guerra de guerrillas, guerra psicológica, entre otras.

Posteriormente un importante agente de la CIA en Latinoamérica, Ralph W. McGehee, afirmó que la agencia entrenó, armó, financió y protegió a los escuadrones de la muerte de El Salvador, Guatemala, Nicaragua, Chile y Uruguay. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.