• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Publicado 24 febrero 2014

El máximo líder de la Iglesia católica creó un nuevo organismo para coordinar todos los asuntos económicos y administrativos de la Santa Sede y del Estado de la Ciudad de Vaticano, informa un servicio de prensa de Roma.

Este organismo se establece para abrir paso a los expertos en sistema financiero y planificación en el marco de lograr una justa distribución de los recursos del Vaticano, en especial las ayudas destinadas a los más pobres.

Tras el inicio de la reforma de la curia romana, en primeras de cambio, el Papa decidió crear el ente que será presidido por el cardenal australiano George Pell, arzobispo de Sydney (Australia) y también miembro del "G-8", el consejo de 8 cardenales que ayuda al pontífice.

Hace semanas la prensa internacional publicó varias informaciones sobre las posibilidades de que Francisco diseñara una nueva estructura financiera para controlar el déficit de los recursos. Además, el Papa habría querido implementar una serie de medidas, anunciadas al momento de hacer cambios en la curia romana.

Las importantes se centran en la coordinación de la gestión financiera para inspeccionar la distribución de los gastos, suspensión de ascensos y disminución del otorgamiento de euros. La medida ejecutará planes para mantener el criticado IOR (banco del Vaticano) así como sus operaciones.

Francisco creó tres comisiones:
- una para investigar al IOR.
- Inspectora del conjunto económico y administrativo de la Santa Sede para racionalizarlo.
- Intensificar la vigilancia en las finanzas vaticanas. La semana pasada, dos de ellas presentaron sus informes al G8 y al Papa.

De manera que estas medidas, las primeras que toma el sumo pontífice argentino, reformarán a la curia romana tras una serie de escándalos e intrigas, surgidas en los últimos años por la extraña distribución de los recursos de la Santa Sede.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.