• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
"Debemos hablar y no pelearnos"

"Debemos hablar y no pelearnos" | Foto: Reuters

Publicado 20 septiembre 2015

“Un pueblo que no se preocupe por dar trabajo a los jóvenes no tiene futuro. No matemos más gente. Cuando hay división hay muerte”.

Durante un encuentro con jóvenes cubanos este domingo en el centro cultural Félix Varela, en La Habana (Cuba), Francisco expresó que el mundo se está destruyendo por la guerra, “hay países que son incapaces de sentarse y hablar”.

“La amistad social es buscar el bien común, la enemistad social destruye. Una familia se destruye por la enemistad, un país se destruye por la enemistad, el mundo se destruye por la enemistad y la enemistad más grande es la guerra y hoy día vemos que el mundo se está destruyendo por la guerra”, resaltó.

“No matemos más gente. Cuando hay división hay muerte, hay muerte en el alma porque estamos matando la capacidad de unir, estamos matando la amistad social, sean capaces de crear la amistad social”, exhortó.

Lea → Papa Francisco visitó a Fidel Castro en La Habana

El papa Francisco también se refirió al grave problema del desempleo juvenil que se vive en Europa. “Un pueblo que no se preocupe por dar trabajo a los jóvenes no tiene futuro. Los jóvenes entran a formar parte de la cultura del descarte en este imperio y todos sabemos que en este imperio del dios dinero se descartan las cosas y se descartan las personas”.

Asimismo invitó a los jóvenes a no perder la capacidad de soñar. “En la objetividad de la vida tiene que entrar la capacidad de soñar y un joven que no es capaz de soñar está clausurado de sí mismo, está cerrado en sí mismo. Buscá horizontes, soñá, que el mundo con vos puede ser distinto, soñá que si vos ponés lo mejor de vos vas a ayudar a que ese mundo sea distinto no se olviden sueñen”.

El santo padre explicó que en algunos países existe una eutanasia escondida, encubierta. “Se descartan los jóvenes porque no les dan trabajo y qué le queda a un joven sin trabajo, un país que no inventa posibilidades laborales. Para ese joven sólo le quedan las adicciones, el suicidio o irse por ahí buscando ejércitos de destrucción para crear guerras”.

De igual modo pidió a los jóvenes practicar la cultura del encuentro. “No nos desencontremos de nosotros mismos, vayamos acompañados, encontrados, aunque pensemos distinto, aunque sintamos distinto. Hay algo que es superior, la grandeza de nuestro pueblo, de nuestra patria,  esa dulce esperanza de la patria”.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.