• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Más de tres mil pesrsonas se congregaron para escuchar al líder de Podemos, Pablo Iglesias.

Más de tres mil pesrsonas se congregaron para escuchar al líder de Podemos, Pablo Iglesias. | Foto: Europa Press

Publicado 16 mayo 2015

En una concentración llevada a cabo este viernes en un concurrido parque de Murcia, el líder de Podemos, Pablo Iglesias dijo sentirse hijo del 15-M.

El líder del partido Podemos de España, Pablo Iglesias, dijo en Murcia que el partido es "la única posibilidad razonable de recuperar nuestra dignidad como país en Europa porque son ellos los antisistema”.

De igual modo, manifestó sentirse orgulloso de ser hijo del 15-M porque el pueblo "ha comprendido lo que este movimiento señaló" e "hicimos bien en entender este movimiento, porque señaló con el dedo arriba a los enemigos del pueblo".

Iglesias afirmó que el 15-M manifestó que quería democracia y agregó que  “la corrupción es esa forma de gobierno que tiene que ver con la desigualdad y que el régimen político estaba agotado porque la gente estaba cansada".

Lea también: España es el país más corrupto de Europa

Para el líder de Podemos, el 15-M fue una expresión social de la crisis. Iglesias defendió la democratización de la economía y los derechos sociales, porque la patria "tiene que ver con la existencia de escuelas públicas y hospitales públicos".

Más de tres mil personas se congregaron en el parque de Fofó para escuchar al líder de Podemos, quien los llamó a votar junto con sus hijos y nietos porque "necesitamos ganar y así hacer una ley para que no se pueda echar a la gente de sus casas".

En contexto
España estuvo marcada en 2011 por las masivas protestas realizadas en medio centenar de ciudades tras el llamado de Democracia Real Ya, una plataforma nacida en las redes sociales y que dio origen al Movimiento 15-M y a su espontánea acampada de un mes en la Puerta del Sol.

Los manifestantes, bautizados como indignados, exigieron entonces cambios profundos en el sistema político, económico y electoral del país, donde el poder es alternado tradicionalmente entre los partidos Popular (PP) y Socialista Obrero Español (PSOE), sin ofrecer soluciones reales para las necesidades de la ciudadanía.

Lea también

El 15-M en España, cuatro años después


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.