• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El PT reiteró su defensa a la soberanía y la no intervención en los asuntos internos de otros países.

El PT reiteró su defensa a la soberanía y la no intervención en los asuntos internos de otros países. | Foto: Archivo

Publicado 19 junio 2015

El Partido de los Trabajadores criticó, a través de un comunicado emitido este viernes, el "hecho real" creado tras el viaje de una delegación de senadores brasileños a Venezuela.

En un comunicado firmado por el presidente del Partido de los Trabajadores (PT), Rui Falcão, y el secretario del partido de Relaciones Internacionales, Mónica Valente, afirman que la visita de la delegación de senadores brasileños generó un incidente "políticamente explotado" en un intento fallido de socavar las relaciones entre el Ministerio de Exteriores de Brasil y su par de Venezuela.

“El PT reitera su defensa de los principios de respeto a la soberanía y la no intervención en los asuntos internos de otros países y reafirma su apoyo a la búsqueda de una solución política y democrática a los problemas que Venezuela enfrenta actualmente, como ha propuesto por unanimidad la Unasur”, reza el comunicado.

Por su parte, la presidenta Dilma Rousseff también consideró que la intención de un grupo de senadores brasileños de visitar a responsables de actos violentos ocurridos en Venezuela en 2014 constituyó una afrenta a la soberanía venezolana.

Según indicó Neves en su cuenta de Twitter, durante su estancia en Caracas (capital venezolana) estuvieron rodeados por manifestantes y fueron agredidos. Sin embargo, una nota emitida por la propia Cancillería brasileña indicó que el Gobierno venezolano cumplió con la garantía de custodia policial para la delegación durante su estadía en el país. 
 

En contexto

La comitiva liderada por el senador Aécio Neves, del Partido de la Social Democracia Brasileña, puso una trampa al Gobierno de Rousseff, su viaje se dio pocos días después de la visita que realizó al país el expresidente español Felipe González, quien también expresó su apoyo a los responsables por los actos violentos de 2014.

La visita de políticos de distintas nacionalidades ligados a los sectores de derecha han sido denunciados por el Gobierno venezolano por representar una injerencia en los asuntos internos del país suramericano, además de una afrenta contra la justicia, dado que están orientados a presionar para obtener impunidad para los responsables de muertes de venezolanos durante las protestas violentas de 2014.  


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.