• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
La mandataria brasileña ha llamado a sus seguidores a defender la democracia en el país "cueste lo que cueste".

La mandataria brasileña ha llamado a sus seguidores a defender la democracia en el país "cueste lo que cueste". | Foto: EFE

Publicado 18 agosto 2015





Según el partido, saldrán a las calles ante la ofensiva de la derecha contra las libertades democráticas y los derechos humanos, políticos y sociales.

El ejecutivo nacional del gobernante Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil instó a los militantes de esa fuerza política a sumarse a las movilizaciones del próximo jueves 20 de agosto para defender el Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff, ante ataques que "no ocultan sus propósitos conservadores y anti-democráticos".

Por medio de un comunicado difundido este lunes, el líder nacional del PT, Rui Falcao, señaló que tales ataques requieren una reacción inmediata del partido y el campo democrático y popular, por lo que la formación “apoya y orienta la participación de PT en la marcha unitaria de los movimientos sociales y partidos de izquierda, el 20 de agosto”.

Lea también: Presión mediática intenta opacar popularidad de Lula en Brasil

Al mismo tiempo, el documento respalda las iniciativas de constituir, tanto en los estados como a nivel nacional, un frente democrático y popular.

De acuerdo con el dirigente partidista, saldrán a las calles para marchar contra quienes desean interrumpir el mandato de cuatro años de la actual gobernante.

“Ante la gravedad del momento político y de la ofensiva de la derecha contra las libertades democráticas y los derechos humanos, políticos y sociales, el PT pide a sus correligionarios adherirse al compromiso de apostar por la defensa de las reformas estructurales y los cambios en la política económica”, agregó el texto.

Vea en imágenes: Pueblo brasileño arropó las calles en defensa del Gobierno de Dilma Rousseff

Según informó la agencia Prensa Latina, se prevé que este martes comience una campaña nacional, a través de emisoras de radio y canales de televisión, destinada a convocar a las manifestaciones en respuesta a las protestas registradas el domingo último, en las cuales se demandó la destitución de la presidenta del país.

De igual modo, el Ejecutivo de Roussef quiere intensificar sus acciones y el diálogo iniciado hace varios días con diferentes sectores políticos y sociales, en busca de unidad y propuestas que permitan solucionar la crisis económica de la nación suramericana.

En ese sentido, el secretario de Comunicación Social de la Presidencia, Edinho Silva, anunció un aumento de los contactos con diversos sectores de la nación para romper el ambiente de pesimismo entre la ciudadanía.

En contexto

El pasado domingo 16 de agosto, grupos de oposición realizaron protestas en ciudades de nueve estados de Brasil y en el Distrito Federal en contra de la presidenta Dilma Rousseff, la corrupción y los problemas económicos.

Durante esas movilizaciones, el líder del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), el senador Aécio Neves, pidió la salida de la jefa de Estado del Palacio de Planalto (sede de la Presidencia).

Al mismo tiempo, el vicepresidente del PSDB y también senador Aloysio Nunes Ferreira, anunció de manera pública el apoyo de su fuerza política a la realización de un juicio político contra Rousseff, pero no fue capaz de presentar evidencias en contra de la dignataria.

Tales acciones se produjeron pocos días después de que organizaciones sociales, populares y diferentes gremios sostuvieran un encuentro con la Presidenta en el que mostraron su respaldo a la democracia y condenaron los intentos desestabilizadores y golpistas promovidos por la oposición.

En esa reunión, Rousseff convocó a sus seguidores a defender la democracia en el país "cueste lo que cueste" y aseguró que, si bien se adoptan medidas de ajustes y recortes presupuestarios, no habrá retrocesos en las conquistas sociales y democráticas alcanzadas en los últimos años.

Frente a las acciones desestabilizadoras, numerosos grupos sociales y gremios convocaron para el 20 de agosto venidero a varios actos en todo el país en defensa de la democracia y de la actual mandataria.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.