• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • facebook
  • twitter
El vicepresidente del partido, Romero Jucá, proclamó el resultado por aclamación y declaró que el PMDB se retira de la base del Gobierno.

El vicepresidente del partido, Romero Jucá, proclamó el resultado por aclamación y declaró que el PMDB se retira de la base del Gobierno. | Foto: EFE

Publicado 29 marzo 2016



El partido ordenó también la entrega de los siete cargos que los afiliados a esa formación tienen en el gobierno.

El Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), que lidera el vicepresidente Michel Temer, abandonó este martes la alianza política con la presidenta Dilma Rousseff y se declaró "independiente".

La decisión fue tomada por unanimidad por la dirección nacional del PMDB, que ordenó la entrega de todos los cargos que los afiliados a esa formación tienen en el gobierno, lo que incluye a siete de los 31 ministros.

El titular de Turismo, Henrique Alves, se anticipó un día a la decisión del partido y presentó su renuncia este lunes que ya fue aceptada por Rousseff.

Tras el anuncio del PMDB, usuarios de la red social Twitter exigieron que el vicepresidente Michel Temer renuncie a su cargo.

 

 

 

>> PMDB definirá continuidad de alianza con Dilma Rousseff

El dato: El PMDB es fundamental de cara al posible juicio político que puede enfrentar Rousseff en el Parlamento, puesto que cuenta con las primeras minorías en la Cámara de Diputados y en el Senado y con sus votos puede desequilibrar cualquier balanza política.

Todavía en manos del PMDB están las carteras de Minas y Energía, Salud, Agricultura, Puertos, Aviación Civil y Ciencia y Tecnología, cuyos titulares deberán renunciar al Gobierno o correr el riesgo de sanciones en el seno del partido, que pueden llegar a la expulsión.

>> Corte Suprema decidirá sobre designación de Lula como ministro

En contexto
El Congreso y la derecha de Brasil pusieron en marcha un plan para difamar al Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff y desprestigiar los logros alcanzados en beneficio del pueblo, mediante intentos de vincular a la jefa de Estado en el caso de corrupción en la estatal Petrobras y someterla a un juicio político. 
Por ahora, el Congreso evalúa destituirla y, en caso de que la acusación a Rousseff proceda, estiman separarla por 180 días de sus funciones mientras investigan.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.