• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La justicia sudafricana garantiza atención integral para el atleta durante los cinco años que puede permanecer en prisión; sentencia sujeta a revisión psicológica regular (EFE)

La justicia sudafricana garantiza atención integral para el atleta durante los cinco años que puede permanecer en prisión; sentencia sujeta a revisión psicológica regular (EFE) | Foto: Oscar Pistorius

Publicado 21 octubre 2014

La defensa del atleta no pudo convencer a la justicia sudafricana de cumplir su sentencia con servicio comunitario y arresto domiciliario debido a su condición de discapacitado con prótesis que facilitan su movilidad.

El atleta sudafricano Oscar Pistorius fue sentenciado este martes a cinco años de prisión por el asesinato a disparos de su novia, la modelo Reeva Steenkamp; ocurrido el pasado 14 de febrero de 2013.

La defensa del medallista de plata en los Mundiales de Daegu en 2011 apelaba por el cumplimiento de una sentencia mediante servicio comunitario continuo y arresto domiciliario; dada su condición de discapacitado.

Pistorius nació sin peronés y utliza protesis para movilizarse; además de competir como atleta profesional; actividad en la que representó a su país durante los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

De acuerdo con los alegatos de la defensa de Pistorius el atleta disparó contra su novia sin intención; luego de detectar la prensencia de un presunto intruso dentro de su residencia, lo que justificaría una acción defensiva.

La jueza Thokozile Masipa, determinó que Pistorius era culpable de homicidio involuntario; sin embargo incurrió en negligencia durante el crimen; al considerar que "el baño era un espacio reducido y que no había forma de escapar para la persona que estaba detrás de la puerta" de acuerdo con lo reseñado por la agencia de noticias AFP.

Por su parte, el padre de la víctima, Barry Steenkamp, pronunció una pocas palabras a la prensa luego de conocido el veredicto final: "Sí, estoy muy contento"; tesis ratificada por el abogado de la familia. "Creen que es lo correcto, están satisfechos con la sentencia" precisó.

La jurista responsable de la sentencia, comentó los motivos de la decisión: "Una condena no carcelaria enviaría un mensaje erróneo a la sociedad, pero por otra parte, una condena de larga duración tampoco sería apropiada. Me sentí incómoda (...) al ver desfilar a los testigos que insistían en la fragilidad del acusado (...) que también tiene excelentes capacidades de adaptación".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.