• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Rivera sostuvo que antes de ir a prisión ser independentista y luchar por la descolonización era bastante difícil porque iba contra intereses de EE.UU.

Rivera sostuvo que antes de ir a prisión ser independentista y luchar por la descolonización era bastante difícil porque iba contra intereses de EE.UU. | Foto: teleSUR

Publicado 20 noviembre 2017

El líder independentista recordó desde La Habana, Cuba, que durante el tiempo en prisión impartía clases y motivaba a los prisioneros a ser mejores personas.

El líder independentista puertorriqueño Oscar López Rivera manifestó este lunes que escogió una causa noble y justa por la independencia de Puerto Rico, al ir a prisión en Estados Unidos (EE.UU)., por su lucha contra colonialismo.

"No importaba las condiciones, porque siempre me sentí que estaba sirviendo a una causa noble, porque lo que se hace por amor, no puede ser una cuestión de sufrimiento y de sentirse sofocado. Siempre me sentí que estaba con un deber. Nunca permití que nada me hiciera sentir que yo estaba haciendo un sacrificio", expresó Rivera durante una entrevista en exclusiva transmitida por teleSUR.

Tras estar condenado por 36 años, Rivera fue excarcelado el pasado 17 de mayo, tras pasar los últimos meses en la condición de arresto domiciliario en San Juan, Puerto Rico. Recordó en su visita en La Habana, Cuba, que durante el tiempo en prisión impartía clases y motivaba a los prisioneros a ser mejores personas.

"La prisión fue una escuela donde uno aprendió un poquito de donde vienen los presos. La mayoría de los presos vienen de un mundo deshumanizado. Han sido tan marginados y  denigrados (...) Por eso que la cárcel puede ser un sitio de encuentro para crecer como ser humano", comentó.

Rivera mencionó que durante su encarcelamiento pasó por momentos muy difíciles en su vida. "Los momentos difíciles fue no tener acceso a  mis seres queridos. Yo no podía tocar a mi madre y abrazarla, solo era a través de un teléfono. Y todas esas conversaciones estaban siendo interceptadas. Fue una experiencia bastante dolorosa cuando mi mamá llegaba siempre salía llorando; fue muy triste", lamentó.

La dinámica de estar encerrado en una celda pequeña durante 22 horas y 45 minutos por 12 años y siete meses también fue deprimente para el líder independentista.

"Ningún ser humano puede sentirse bien estando tanto tiempo encerrado y solamente ver la luz del día por dos horas una vez a la semana", agregó.

Puerto Rico antes y después

Rivera sostuvo que antes de ir a prisión la isla caribeña era una colonia, y ser independentista y luchar por la descolonización era bastante difícil, porque iba contra los intereses de los EE.UU.

Luego que salió de la cárcel, Rivera sostuvo que se encontró con un Puerto Rico diferente. "Especialmente porque EE.UU. implementó una junta de control fiscal que es lo que determina cómo se va a gastar el presupuesto de las distintas instituciones", explicó.

El activista mencionó que también hay un cambio grande en la población, debido que actualmente en EE.UU. viven al menos cinco millones de puertorriqueños y la población en la isla es de menos de cuatro millones. "Esa migración sigue creciendo", advirtió.

Por otra parte, Rivera aseguró que EE.UU. no va ayudar a la isla a la reconstrucción luego de que los fenómenos climatológicos devastaran la nación.  "En vez de ayudarnos lo que ofrece son préstamos de 4.9 millones de dólares; esto más la deuda criminal de 74 billones de dólares, le quita el sueldo a los trabajadores de la isla", denunció.

"Para nosotros es una cuestión de lucha. La juventud debe levantar a Puerto Rico, porque ahorita con el huracán somos nosotros que estamos reconstruyendo nuestra isla y  ayudando a los enfermos, y si seguimos por esta línea podemos levantar a nuestra isla", resaltó.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.