• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Paul Musika, bebé que nació con ocho extremidades. (Foto: Dr. Nasser Kakembo)

Paul Musika, bebé que nació con ocho extremidades. (Foto: Dr. Nasser Kakembo) | Foto: Dr. Nasser Kakembo.

Publicado 14 septiembre 2014

El pequeño Paul tenía esas extremidades porque dentro del útero también se estaba formando un gemelo que no se desarrolló del todo.

En Kampala, capital de Uganda, nació el pasado 27 de mayo un niño con dos brazos y dos piernas extras, quien fue operado el pasado mes de agosto y actualmente se recupera satisfactoriamente. 

En el Muluago Hospital, donde varios médicos examinaron al bebé le explicaron a la madre del pequeño, Margaret Awino, que el bebé tenía esas extremidades porque dentro del útero también se estaba formando un gemelo que no se desarrolló del todo. Esto se conoce como gemelo parásito.

Sin embargo, los exámenes también revelaron que Paul compartía con su gemelo parte del hueso pélvico. Además, el diagnóstico reveló que la posición del corazón y del hígado del bebé no estaban en el lugar que correspondían en lugar de tener el corazón al lado izquierdo lo tiene al lado derecho, y su hígado está al lado izquierdo.

El niño fue operado en agosto, cuando solo tenía tres meses

Los doctores coincidieron al momento del diagnóstico en que lo mejor era dar un plazo de tres meses para que el pequeño creciera y así poder llevar a cabo una cirugía para separar las cuatro extremidades restantes.

El pasado mes de agosto se le practicó la cirugía al bebé, en el grupo de cirujanos también hacían parte tres anestesistas y dos enfermeras. El procedimiento médico duró tres horas.

El Dr. Nasser Kakembo, uno de los cirujanos presentes en la operación relató que "al bebé se le administró anestesia general para separar el torso y tronco del gemelo parasitario quien tenía dos brazos pero no tenía cabeza ni corazón, del bebé huésped".

Además, agregó que "después, separamos del huésped las extremidades inferiores del gemelo parasitario, lo cual incluyó desarticular las extremidades inferiores derecha e izquierda que estaban unidas por las articulaciones. Controlamos el sangrado y confeccionamos capas de piel para cerrar la respectiva herida".

Luego de varias semanas de la operación, el pequeño Paul Mukisa se recupera satisfactoriamente y está siendo amamantado por su madre sin ninguna dificultad.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.