• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Las olas de calor desencadenan gran cantidad de enfermedades en las poblaciones y causan la muerte de ancianos y niños.

Las olas de calor desencadenan gran cantidad de enfermedades en las poblaciones y causan la muerte de ancianos y niños. | Foto: EFE

Publicado 24 octubre 2017

Las olas de calor pueden causar deshidratación, insolaciones, delirios e incluso la muerte.

Diferentes institutos meteorológicos reportaron olas de calor con gran intensidad estos últimos días, que están afectando a México, Venezuela, Bolivia, Colombia, Estados Unidos, España y otros países. 

Las naciones sometidas a las olas de calor reportan la fuerte intensidad, efectos y previsiones para este fenómeno climático. 


¿Qué son las olas de calor?

Se puede hablar de ola de calor cuando las temperaturas máximas se encuentran fuera de los valores climatológicos normales de la zona, por lo que varía dependiendo de los factores ambientales característicos del territorio; estas deben durar más de tres días. 


¿Cuánta extensión territorial puede afectar una ola de calor?

Este fenómeno climatológico no solo afecta a una región, sino que afectan a grandes extensiones territoriales y dependiendo de la peculiaridad de la zona, la ola tomará propiedades implacables en cada lugar. 


¿Cuáles efectos puede tener en la población?

Las olas de calor tienen consecuencias devastadoras en las poblaciones, y pueden causar la muerte principalmente de ancianos y niños. 

Debido a los altas temperaturas el cuerpo lucha por enfriarse, desprende sudor y esto aumenta el riesgo de graves daños en los organismos vitales, fatigas, estrés, deshidratación, patologías crónicas, dolores de cabeza, delirios y un paro total corporal. 

>> Alertan sobre desastre climático para fines del siglo


¿Qué se recomienda para no ser afectado por este fenómeno? 

Los organismos se han expresados preocupados por los efectos que estas olas de calor puedan tener en la población. Exhortan a aplicar protector solar; llevar ropa que sea fresca, que no permita que se pierda el líquido en el cuerpo; hidratarse y consumir por lo menos tres litros de agua en el día aproximadamente; exponerse lo menos posible al sol; utilizar sombreros y gafas para protegerse de los rayos solares y evitar hacer ejercicios durante las horas de mayor insolación.

Una ola de calor es cuando las temperaturas máximas se encuentran fuera de los valores climatológicos normales de la zona. EFE

>> “El verano en la ciudad”, la video serie del cambio climático

 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.