• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Aunque se considera su simpatizante, Carlos Warner, abogado defensor, afirmó que la responsabilidad de que la prisión siga abierta es de Obama.

Aunque se considera su simpatizante, Carlos Warner, abogado defensor, afirmó que la responsabilidad de que la prisión siga abierta es de Obama. | Foto: EFE

Publicado 18 enero 2017

Cerca de 45 hombres quedan aún recluidos en la prisión ilegal. "Obama le dejó el camino libre a Trump para seguir usando esa cárcel", dijo observadora de DD.HH.

El saliente presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dejará cerca de 45 hombres detenidos en la cárcel de Guantánamo, en Cuba, al abandonar la Casa Blanca el próximo 20 de enero. 

En las próximas 48 horas, aviones militares de EE.UU. transportarán a un grupo de detenidos desde Guantánamo hacia una nueva vida en el extranjero, lo cual podría suceder por última vez durante los próximos cuatro años.

El presidente electo estadounidense, el magnate Donald Trump, aseguró que enviará nuevos compañeros de celda a los 45 detenidos que permanecen en cautiverio en la infame prisión.

"Fallar en la promesa de cerrar Guantánamo es algo épico", ironizó la observadora de DD.HH., Laura Pitter y añadió: "no solamente porque muchas vidas fueron destruidas durante años de ilegales e injustas detenciones y torturas, sino porque Obama le abrió el camino a Trump para que este siga usando la cárcel". 

La cárcel de Guantánamo ha retenido unas 780 personas durante sus quince años de funcionamiento. Cuando Obama llegó a la Casa Blanca había unos 242 hombres recluidos en la prisión, de los cuales más de 200 residen en otros países, lejos de sus hogares y son considerados terroristas. 

Por su parte, Obama culpó al Congreso de frenar todos sus intentos de cerrar la cárcel, ubicada en la base naval que EE.UU. mantiene en Cuba. El saliente presidente argumentó que las mayorías republicanas del Congreso prohibieron el suo de fondos federales para trasladar prisioneros de Guantánamo.

Sin embargo, uno de los abogados defensores designado por el Gobierno de Obama, Carlos Warner, aclaró: "Por más que soy su simpatizante, tengo que decir que es responsabilidad de Obama que Guantánamo siga abierta". 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.