• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Obama reconoció que los ciudadanos norteamericanos están cansados. (Foto: Archivo)

Obama reconoció que los ciudadanos norteamericanos están cansados. (Foto: Archivo)

Publicado 10 noviembre 2014

Tras el fracaso de los demócratas en las elecciones de mitad de periodo del Congreso de EE.UU., Obama reconoció que los norteamericanos están cansados de la mala actuación de su Gobierno.

El presidente de Estados Unidos (EE.UU.), Barack Obama, confesó que los ciudadanos de su país están cansados de sus políticas de Gobierno.

En una entrevista de televisión, Obama aseguró que la gente está cansada, en alusión al fracaso de los demócratas en las elecciones de mitad de periodo del Congreso de EE.UU, en las que los republicanos lograron el control de ambas cámaras.

El mandatario norteamericano afirmó que “cada vez que este partido no tenga una buena actuación, me veo obligado a asumir su responsabilidad”. Dijo además que de estas elecciones aprendió que el pueblo espera la eficacia de su Gobierno y que haga su tarea.

Histórica derrota

Con la histórica derrota en la elección legislativa de los demócratas este miércoles, los estadounidenses sancionaron la política económica del presidente Barack Obama, cuyo discurso sobre la reactivación fue inaudible.

Luego de seis años después de su ascenso a la Casa Blanca, Obama amaneció con la mayoría republicana más importante en el Congreso en décadas.

Los republicanos no sólo se quedaron con la mayoría del Senado y en la Cámara, sino con gobernadores en estados que no habían visto los colores del "Old Party" en mucho tiempo.

Crisis económica

Los votantes coincidieron en un 70 por ciento en que la situación económica del país es mala; sólo 1 por ciento la considera "excelente", según sondeos a boca de urna llevados a cabo por un consorcio de medios estadounidenses.

En 2012, 46 por ciento de los votantes creía que el país iba "en la dirección correcta"; este año, sólo 31 por ciento lo piensa así. Sólo uno de cada cinco cree que la próxima generación vivirá mejor que ahora.

La economía es la prioridad de los estadounidenses, y es seguida de inmediato por la salud, la inmigración ilegal y la política exterior: tres sectores en los cuales el gobierno de Obama busca solucionar desde hace meses, dando la impresión de tener una gestión vaga y sin proyección. El ébola y el grupo extremista Estado Islámico fueron el centro de varios avisos publicitarios de la campaña republicana.

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.