• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La caravana por Ayotzinapa partió el pasado jueves y busca exigir justicia por todo México. (Foto: Xinhua)

La caravana por Ayotzinapa partió el pasado jueves y busca exigir justicia por todo México. (Foto: Xinhua)

Publicado 17 noviembre 2014

Después de contratiempos para que ingresara la caravana a Oaxaca (suroeste de México), los padres de los 43 normalistas marchan por su aparición.

Tras arribar a Oaxaca (suroeste) una de las caravanas por los 43 estudiantes desaparecidos de la Normal de Ayotzinapa, padres y allegados de los jóvenes exigen que los entreguen con vida y mayor interés por parte de las autoridades federales para intensificar la búsqueda.

Los manifestantes hicieron un breve mitin en el Zócalo de la ciudad de Oaxaca y posteriormente se desplazarán hacia la Normal Rural de Tamazulpana, donde los jóvenes repudian las represiones estudiantiles en México, como la que sufrieron los 43 de Ayotzinapa por parte de la policía de Iguala antes de desaparecer el pasado 26 de septiembre.

Visita el especial web Justicia para Ayotzinapa

La caravana por Ayotzinapa partió el pasado jueves de Guerrero hacia Chiapas, llegó a Oaxaca y continuará en Morelos y Tlaxcala, para coincidir con otras dos el 20 de noviembre en la ciudad de México.

Para ingresar a Oaxaca, la caravana tuvo varios contratiempos. El contingente fue detenido por la policía federal en varias ocasiones y algunos manifestantes fueron detenidos en un retén en San Pedro Tapanatepec.

Sigue la ruta de las caravanas visitando nuestra galería

EN CONTEXTO

Las autoridades federales de México aún no han identificado a los responsables que trasladaron y desaparecieron a los 43 normalistas de Ayotzinapa, en el estado de Guerrero (sur).

De momento la Procuraduría General de la República (PGR) mexicana solo tiene los alias de algunas personas que transportaron a los estudiantes desde Iguala al municipio de Cocula (norte de México), según la confesión de sicarios pertenecientes al grupo criminal Guerreros Unidos.

“El Gil” reportaba y recibía órdenes de Sidronio Casarrubias Salgado, líder de Guerreros Unido, quien permanece en un penal federal.  
“El Chucky” organizó el ataque y secuestro de los estudiantes, coordinado coordinación con el secretario de Seguridad de Iguala, Felipe Flores, quien todavía está prófugo.
“El Huasaco” suministró el diesel y la gasolina quemar los cuerpos y “El Terco” dio la orden de desaparecer los restos de ceniza y huesos. 

Los tres detenidos de Guerreros Unidos confesaron que asesinaron a los 43 jóvenes y luego incineraron sus cuerpos, los cuales, según ellos, botaron en un basurero de Cocula (vecina de Iguala) y en un río. 

Sin embargo, el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) que analizó los restos de las primeras seis fosas encontradas en Cierro Viejo (Guerrero) y que estudiaron los localizados por la Procuraduría General el pasado 7 de noviembre en el basurero de Cocula, aseguran que esos restos calcinados no son de los 43 normalistas.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.