• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Las Naciones Unidas señalaron que en la totalidad de los territorios en que ocurrieron los asesinatos existen economías ilícitas.

Las Naciones Unidas señalaron que en la totalidad de los territorios en que ocurrieron los asesinatos existen economías ilícitas. | Foto: @ONUHumanRights

Publicado 15 noviembre 2017

Luz Montaño se suma a los cientos de dirigentes sociales asesinados en Colombia por denunciar actividades de grupos armados y excesos policiales contra los campesinos.

Las Naciones Unidas (ONU) reiteraron este miércoles su preocupación por el asesinato de líderes sociales en Colombia. El último caso corresponde al asesinato de la dirigente comunitaria Luz Montaño, en Tumaco, suroeste del país, a manos de dos presuntos sicarios que se desplazaban en moto.

Asimismo, la ONU también informó que el 100 por ciento de los crímenes han ocurrido en zonas donde predominan las economías ilícitas.

"Los casos se han dado en zonas en donde tenían una influencia las Farc en un 65 por ciento. Se han dado en un 100 por ciento en zonas donde había economías ilícitas", aseguró Guillermo Fernández Maldonado, adjunto de la oficina de ONU.


Asesinatos sistemáticos

Un conjunto de movimientos sociales declararon que la cifra de dirigentes asesinados desde 2016 asciende a cerca de 200 en todo el país.

El activista Carlos Guevara, coordinador de comunicación de Somos Defensores, denunció que en estos dos últimos años se produjo un aumento significativo de la violencia contra dirigentes campesinos, indígenas, afrodescendientes, sindicalistas y defensores del territorio. 

El activista señaló que las características en que se producen los asesinatos coinciden. Los crímenes se producen "a primeras horas de la mañana y de la noche, casi siempre dentro de sus casas, alrededor de ellas o cuando vuelven al acabar la jornada. Eso significa que se ataca al defensor cuando no está en ejercicio de sus funciones".

Agrega Guevara que la mayoría de los crímenes tienen lugar en zonas rurales y cocaleras, en las que se generó un vacío de poder tras la retirada de la Farc.

>> Colombia: Denuncian desprotección de mujeres en proceso de paz

En estos territorios hay presencia de grupos armados ligados en gran medida al narcotráfico que tienen lazos muy grandes con algunos políticos y miembros de la fuerza pública, aseguró el investigador Leonardo González. 

"Estos intereses chocan frontalmente con los de los líderes indígenas, afrodescendientes o campesinos que defienden su territorio o con líderes políticos pertenecientes a organizaciones sociales como Marcha Patriótica o el Congreso de los Pueblos", denuncia. 

>> Diana Gómez: Comisión expondrá a responsables de violación de DD.HH. en Colombia


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.