• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El 97 por ciento del líquido que llega a las personas a través de tuberías no es apto para el consumo humano.

El 97 por ciento del líquido que llega a las personas a través de tuberías no es apto para el consumo humano. | Foto: EFE

Publicado 11 agosto 2017

Los cortes de electricidad en Gaza alcanzan a diario de 12 a 16 horas y el desempleo afecta a cuatro de cada 10 palestinos.

La Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) manifestó su "profunda preocupación" por el constante deterioro de las condiciones humanitarias, la falta de protección a los derechos humanos y la crisis eléctrica en la Franja de Gaza.

"Israel, Palestina y las autoridades en Gaza no cumplen sus obligaciones de promover y proteger los derechos de los residentes" en la Franja, expresó la vocera del organismo de la ONU Ravina Shamdasani durante una rueda de prensa que se realiza bisemanal.

>>Choque con israelíes deja dos palestinos muertos

Shamdasani expresó que durante el verano el abastecimiento de electricidad no ha llegado a seis horas diarias desde que inició la actual crisis en abril y por lo general el suministro solo dura cuatro horas.

"Esto tiene un grave impacto en los servicios esenciales de salud y sanitarias, así como en el aprovisionamiento de agua", subrayó, y señaló que la falta de electricidad "amenaza la vida y el bienestar de grupos vulnerables, sobre todo de aquellos que necesitan urgentemente atención médica".

>>Convocan a palestinos a protestar contra medidas en Mezquita

La ONU considera que las medidas tomadas para disminuir el suministro de energía eléctrica, recortar los salarios y ordenar la prejubilación de funcionarios en Gaza, "tiene un impacto directo y negativo en los derechos sociales y económicos de las personas" en la Franja.

Asimismo, manifiesta que la falta de transparencia en cuanto al uso de los recursos así como la "continua supresión" de la libertad de expresión y de reunión por parte de las autoridades "generan preocupaciones adicionales sobre la protección de los derechos fundamentales" dentro del territorio invadido.

La ONU también ha dicho que "el bloqueo israelí y el cierre continúan afectando de manera desproporcionada a la población civil y deben ser levantados".


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.