• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El Estado Islámico difundió un video donde se muestra la decapitación del periodista James Foley.  (AFP)

El Estado Islámico difundió un video donde se muestra la decapitación del periodista James Foley. (AFP) | Foto: AFP

Publicado 27 agosto 2014

Un informe detalló los horrores perpetrados por el EI, pero también las matanzas y atrocidades de otros grupos, además de las propias fuerzas gubernamentales.

Las ejecuciones públicas de civiles, amputaciones y latigazos, que se han convertido en un "espectáculo habitual" los viernes en las zonas de Siria controladas por los yihadistas del Estado Islámico (EI), fueron denunciadas este miércoles una comisión de investigación de las Naciones Unidas (ONU) en un informe.

El informe detalló los horrores perpetrados por el EI, pero también las matanzas y atrocidades de otros grupos, además de las propias fuerzas gubernamentales.

“Ya hemos dicho cuatro veces a los 15 miembros del Consejo de Seguridad: Ustedes son responsables de la impunidad que reina en Siria”, declaró Paulo Pinheiro a la prensa el presidente de la comisión de investigación,.

 Pinheiro reconoció su impotencia para convencer al Consejo de Seguridad de que es necesario actuar en el caso de Siria.

"Hace tres años que recogemos pruebas contra los sospechosos, cada día tenemos nuevos crímenes (...) y la comunidad internacional no interviene" manifestó Carla del Ponte, también miembro de la Comisión.

"Las ejecuciones en espacios públicos se han convertido en un espectáculo habitual los viernes en Raqa [bastión del EI en Siria] y en las zonas de la provincia de Alepo controladas por el Estado Islámico en Irak y el Levante (EIIL)", indicó en su informe la comisión.

Hace días, yihadistas del Estado Islámico publicaron un vídeo en el que se veía la decapitación del periodista estadounidense James Foley, secuestrado desde 2012 en Siria.

Según el informe, los yihadistas animan e incluso obligan a veces a la población a asistir a esas ejecuciones. La mayoría de las víctimas son hombres, aunque también han sido ejecutados muchachos de entre 15 y 17 años y mujeres.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.