• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • El acuerdo para evacuar a civiles de Homs se decidió en Ginebra II. (Foto: EFE)

    El acuerdo para evacuar a civiles de Homs se decidió en Ginebra II. (Foto: EFE)

Publicado 9 febrero 2014

La Organización de la Naciones Unidas (ONU) rechazó la violación del acuerdo fijado en la ciudad siria de Homs para evacuar a civiles, pero no cuestionó ni responsabilizó a los autores del ataque, extremistas antigubernamentales.

Los grupos opositores, armados y financiados desde el exterior para derrocar al presidente Bashar al-Assad, perpetraron un ataque el sábado contra vehículos con ayuda humanitaria, según denunció la Media Luna Roja Árabe Siria.

La secretaria general adjunta del organismo, Valerie Amos, dijo sentirse "decepcionada por la ruptura de la pausa humanitaria de tres días entre las partes, luego de que trabajadores encargados de la asistencia fueran escogidos deliberadamente como blanco".

La diplomática lamentó lo sucedido, "este hecho nos recuerda los peligros a los cuales se exponen a diario los civiles y los trabajadores humanitarios en toda Siria. Reitero el llamado a los involucrados en el conflicto a respetar la tregua", señaló.

El pasado jueves fue anunciado un acuerdo para detener las hostilidades en la ciudad vieja de Homs, una de las más afectadas por los combates, decisión que permitió la evacuación de un grupo inicial de 83 mujeres, ancianos y niños, gracias a la labor conjunta de la Media Luna Roja Árabe Siria, la Dirección de Salud provincial y las oficinas de la ONU en el país árabe.

Además de sacar del lugar a las personas afectadas, el alto el fuego fue utilizado para entregar ayuda a cientos de seres humanos atrapados por los enfrentamientos, que azotan a Siria por casi tres años.

Sin embargo, los esfuerzos humanitarios para entregar suministros en la devastada ciudad de Homs, fueron suspendidos nuevos combates, violando el cese al fuego.

Damasco exige el fin del terrorismo desatado contra el pueblo de la nación árabe, un llamado que occidente ignora, pese a reconocer la presencia en el conflicto de extremistas islámicos vinculados a organizaciones como Al Qaeda.

Estados Unidos y sus aliados insisten en la salida del poder de al Assad, cuestión calificada de una injerencia en los asuntos internos.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.