• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Aumentó a 19 la cifra de muertos tras bombardeo al hospital.

Aumentó a 19 la cifra de muertos tras bombardeo al hospital. | Foto: La información

Publicado 3 octubre 2015

La comunidad internacional podría considerar este hecho un crimen de guerra. Al menos 19 personas perdieron la vida. 

El bombardeo aéreo -al parecer estadounidense- contra un hospital en la ciudad afgana de Kunduz, que acabó con la vida de nueve miembros del equipo de Médicos sin Fronteras este sábado, podría ser considerado un crimen de guerra. 

Aquí-→ EE.UU. bombardea hospital afgano y deja nueve médicos muertos. 

Así lo señaló el jefe de derechos humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Zeid Raad Al Hussein, quien dijo que el acto “es posiblemente criminal y no tiene excusas”. 

Vea-→ 12 muertos tras siniestro de un avión de EE.UU. en Afganistán. 

Tras este ataque al menos 19 personas murieron. "Este evento es profundamente turbador, debe ser investigado rápidamente de manera exhaustiva e independiente. Los resultados deben hacerse públicos", afirmó. 

Agregó que “la gravedad del incidente se subraya por el hecho de que el ataque aéreo de un hospital puede ser declarado un crimen de guerra, si así lo establece un tribunal de justicia", sentenció.

"Los planificadores militares internacionales y afganos tienen la obligación de respetar y proteger a los civiles en todo momento, y los servicios médicos y el personal son objeto de una protección especial. Estas obligaciones se aplican independientemente de qué Fuerza Aérea está involucrada en el conflicto e independientemente de la ubicación", aseveró.

Lea→ Ejército afgano recupera ciudad de Kunduz de los talibanes. 

Por su parte, el jefe de la Misión Apoyo Decidido de la OTAN en Afganistán, el general norteamericano John Campbell, este sábado pidió disculpas al presidente afgano, Ashraf Ghani, por el trágico incidente, según un comunicado de la Administración de Ghani citado por Reuters.

Contexto:

Un bombardeo en Kunduz destruyó un hospital de la Organización No Gubernamental (ONG) Médicos Sin Fronteras (MSF). El ataque dejó casi 20 muertos y 34 heridos. Decenas de personas desaparecieron. Las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos podrían ser las responsables del bombardeo, de acuerdo con un representante de las tropas de la OTAN en Afganistán.

MSF confirmó que la organización había compartido con la OTAN y el Ejército estadounidense las coordenadas GPS de sus instalaciones médicas en Kunduz. La ONG también dijo que el ataque a su hospital continuó durante 30 minutos después de que los funcionarios estadounidenses y afganos hubieran sido informados de que lo que estaban bombardeando era un centro médico. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.