• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La ONU también ha señalado que Israel como "fuerza ocupante" tiene la obligación de ofrecer todos los servicios y derechos básicos. (Foto: EFE)

La ONU también ha señalado que Israel como "fuerza ocupante" tiene la obligación de ofrecer todos los servicios y derechos básicos. (Foto: EFE)

Publicado 31 julio 2014

La Organización de Naciones Unidas (ONU) ha manifestado que el ataque de Israel a hospitales y escuelas en Gaza viola la ley internacional, la cuarta Convención de Ginebra y es un crimen de guerra.

La alta comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay, acusó este miércoles a Israel de crímenes de guerra al atacar hospitales, escuelas, estaciones eléctricas y todo aquello que sea indispensable para vivir en Gaza, y recordó que como "fuerza ocupante" tiene la obligación de ofrecer todos los servicios y derechos básicos.

"Hay 250 mil personas refugiadas en escuelas de la UNRWA -la agencia de la ONU para los refugiados palestinos-. A pesar de que la dirección de esta agencia alertó 17 veces a las autoridades israelíes sobre ese hecho y las localizaciones exactas de los colegios, el Ejército ignoró esa información y bombardeó ayer de nuevo una de ellas", agregó.

En ese ataque murieron 19 personas, y en uno anterior similar perecieron otras 16.

Pillay recordó que Israel "ha ido esta vez un paso más allá que en precedentes ofensivas" al destruir la estación eléctrica que abastece a la Franja, lo que hará la vida de sus habitantes absolutamente precaria una vez acabe la ofensiva.

"Atacar objetivos, sistemas de distribución de agua o electricidad, saneamiento, infraestructuras que sirvan para mantener la vida es una violación de la ley internacional. Pero además, Israel como fuerza ocupante, tiene la obligación de proporcionar esos servicios", reiteró Pillay, lamentando que eso no ocurra.

La Alta Comisionada recordó que las violaciones a la ley internacional que comete Israel en esta ofensiva son exactamente las mismas que se registraron en las dos precedentes -2008/2009 y 2012-, denunciadas por, entre otros, la comisión de investigación internacional establecida por la ONU y presidida por el eminente jurista Richard Goldstone.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.