• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Niños caminan frente a los escombros de un bombardeo saudita.

Niños caminan frente a los escombros de un bombardeo saudita. | Foto: EFE

Publicado 16 enero 2017

El conflicto armado que inició en el 2015 ha desplazado a más de tres millones de personas.

La oficina de asuntos humanitarios de las Naciones Unidas estima que al menos diez mil personas han muerto como resultado de la guerra en Yemen. La ONU realizó estos estimados en base a los datos recolectados por varias instalaciones de salud del país árabe que han seguido un registro de las víctimas.

El vocero del secretario general de la ONU, Farhan Haq, indicó en Nueva York que esta cifra "resalta la necesidad de solventar la situación en Yemen sin retraso. Es un alto costo humanitario."

Yemen es considerado por la organización como el país más pobre del mundo árabe. La ONU estima que cerca de 19 millones de personas, lo que equivale al 80 por ciento de la población, se encuentran en necesidad de ayuda humanitaria. Un informe reciente de la UNICEF ubica el número de víctimas infantiles por encima de mil 400 niños.

El coordinador humanitario de las Naciones Unidas para Yemen, Jamie McGoldrick, declaró: "Creo que la comunidad humanitaria aún trabaja en un ambiente que está contaminado por la impunidad en contra de los abusos a los derechos humanos que afligen a la infraestructura civil y a los mismos civiles. Como he dicho antes, los civiles de este país son quienes siguen padeciendo el grueso del conflicto."

Pese a la gravedad del impacto humanitario del conflicto, la destrucción de Yemen ha atraído muy poca atención internacional en comparación con otros conflictos regionales como el de Siria o la batalla en contra del autodenominado Estado Islámico (Daesh en árabe) en Iraq.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) en Yemen ha denunciado a través de Twitter en varias oportunidades el impacto de la guerra sobre la población civil:

Esta guerra, que inició con un ataque de parte de Arabia Saudita luego de las acciones de los rebeldes hutíes en contra del presidente Abd Rabbu Mansur al-Hadi en 2014, ha recibido respaldo de los gobiernos de los Estados Unidos y del Reino Unido. Esta coalición liderada por el gobierno saudita continúa recrudeciendo a pesar de los esfuerzos de los mediadores de las Naciones Unidas por negociar un acuerdo de paz.

Durante el conflicto yemení grandes números de niños soldados han sido reclutados y como resultado del mismo se han presentado epidemias de cólera y ataques militares a escuelas, hospitales y áreas civiles.

>> ONU condena ataques contra civiles en Yemen

La mayoría de las muertes entre civiles son atribuidas a la coalición saudita y la situación ha llamado la atención sobre el rol de los poderes occidentales que continúan otorgando armas, apoyo logístico e inteligencia para sostener el conflicto armado.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.