• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Destaca el informe que las tácticas empleadas incluían los bombardeos, el uso de artefactos explosivos y el disparo indiscriminado contra civiles en fuga. 

Destaca el informe que las tácticas empleadas incluían los bombardeos, el uso de artefactos explosivos y el disparo indiscriminado contra civiles en fuga.  | Foto: Reuters

Publicado 2 noviembre 2017

"El reino de terror de Daesh no ha salvado a nadie, infligiendo un sufrimiento indescriptible a los residentes desarmados, cuya única culpa es que vivían en las áreas bajo el control de los terroristas", destaca la ONU.

El grupo terrorista autodenominado Estado Islámico (Daesh, por sus siglas en árabe) perpetró violaciones graves y sistemáticas durante el combate de nueves meses en Mosul, Irak, que equivalen a "crímenes internacionales", inicia un comunicado publicado este jueves por el Comité de Derechos Humanos de la ONU.

El documento, basado en testimonios directos, ratifica que durante el paso de los terroristas por la ciudad iraquí, cometieron el secuestro masivo de civiles, utilizaron personas como escudos humanos, bombardearon y atacaron internacionalmente a civiles que intentaban huir de la ciudad. 

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad Al Hussein, aseveró que durante el curso de la operación para recuperar la ciudad (Mosul) "miles de civiles fueron sometidos a abusos contra los derechos humanos y claras violaciones del derecho internacional humanitario".

El Representante Especial del Secretario General de la ONU para Irak, Ján Kubiš, dijo que el informe documenta evidencia de las atrocidades masivas cometidas por Daesh contra civiles y contra la misma ciudad de Mosul. 

"Destruyeron monumentos culturales y religiosos, incluido el minarete inclinado icónico de la ciudad, Al-Hadba, en total desprecio por la historia y el Islam, la religión que esta organización terrorista afirmaba falsamente representar".


Miles de víctimas

Una niña desplazada en Mosul, febrero 2017. Foto: Reuters

El informe detalla que al menos 2.521 civiles fueron asesinados durante la operación militar, 741 personas fueron ejecutadas y más de 800.000 miles fueron desplazadas. 

Se concluyó, también, que desde 2014 se han descubierto miles de cuerpos en al menos 74 fosas comunes.


Ubicar a los responsables 

El informe insta a la comunidad internacional a tomar medidas para garantizar que los responsables de estos crímenes rindan cuentas.

"La matanza de civiles por parte de la ejecución, el sufrimiento infligido a las familias y la destrucción sin sentido de la propiedad nunca pueden tolerarse en ningún conflicto armado, y los responsables deben responder por sus atroces crímenes".  

El informe exhorta al Gobierno del Irak a garantizar la protección de las fosas comunes y la debida diligencia para preservar la evidencia de los crímenes cometidos para ayudar a identificar a los perpetradores, así como a aceptar la jurisdicción de la Corte Penal Internacional para condenar a los responsables. 

>> Submarino ruso destruye con misiles puntos de mandos del Daesh

"Garantizar la justicia es vital para el proceso de reconstrucción de la confianza entre las comunidades locales y la clave para una reconciliación duradera en el país", finaliza el comunicado. 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.