• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La ONU ha reiterado su preocupación por el alto nivel de impunidad en estos casos.

La ONU ha reiterado su preocupación por el alto nivel de impunidad en estos casos. | Foto: Colprensa

Publicado 16 marzo 2017

El reporte de DD.HH. de la ONU para Colombia 2016 resalta 59 asesinatos de líderes sociales, de los cuales 43 fueron en zonas rurales desocupadas por las FARC-EP.

Un informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre la situación de los derechos humanos revela que en 2016 la organización observó 389 ataques en Colombia. De esos ataques 59 fueron homicidios.

La información del reporte, que abarca todo el 2016, confirma 389 ataques de los cuales: 59 fueron homicidios, 44 ataques, 210 amenazas (69 fueron colectivas) y 72 violaciones a los derechos de privacidad y la propiedad. Estos datos fueron presentados en rueda de prensa por el representante de la Oficina, Todd Howland. De las víctimas de homicidio cuatro eran mujeres, seis indígenas, tres líderes LGBT, un líder afrocolombiano y dos juveniles.

De los asesinatos, 43 fueron contra activistas y líderes de zonas rurales, esto representa un incremento alarmante en comparación con los 25 casos del año 2015. La mayoría de los casos ocurrieron en zonas de presencia histórica de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia- Ejército del Pueblo (FARC-EP). El departamento con más víctimas el el del Cauca, con 14 asesinatos y Antioquia con siete.

La razón de este incremento, según el informe, son “los vacíos de poder que han dejado las FARC; la escasa o débil presencia del Estado”. Al respecto Howland explicó, durante la rueda de prensa, que “el control territorial no llega de la simple presencia de la fuerza pública. Las FARC tenían una influencia en la economía, en la política, en lo social, y para cambiar la situación en estos territorios el Gobierno tiene que tener una aproximación integral”.

El reporte fue elaborado por la Oficina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y fue presentado este jueves en Bogotá.

La organización también felicitó a Colombia y a las FARC-EP por haber alcanzado un acuerdo de paz e instó a ambas partes a reconocer “plenamente sus responsabilidades por las graves violaciones de derechos humanos y del derecho internacional humanitario”.

Colombia enfrenta una crisis de seguridad entre sus líderes sociales en las zonas rurales. La Defensoría ha reconocido 120 asesinatos entre enero de 2016 y febrero de 2017. El informe de la ONU reconoce las agresiones y asesinatos a otros líderes sindicalistas y de movimientos sociales y políticos pero aclara que su reporte sólo abarca defensores de derechos humanos.

>> Piden declarar crisis en La Guajira colombiana inconstitucional


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.