• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • Se dio lectura en varias lenguas al inicio de la novela "Cien años de soledad" (Foto: Archivo)

    Se dio lectura en varias lenguas al inicio de la novela "Cien años de soledad" (Foto: Archivo)

  • Consejo Permanente de la OEA recordó al Gabo desde su sede en Washington (Foto: Archivo)

    Consejo Permanente de la OEA recordó al Gabo desde su sede en Washington (Foto: Archivo)

Publicado 1 mayo 2014

El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) rindió este miércoles un sólido homenaje al recién fallecido escritor colombiano Gabriel García Márquez (1927-2014), dando lectura en diferentes idiomas al inicio de su más grande novela, “Cien Años de Soledad”.

La sede de la OEA en Washington (capital de Estados Unidos) fue decorada de rosas y mariposas amarillas salidas de la obra cumbre del fallecido premio Nobel de Literatura de 1982, mientras el salón vibró al ritmo de la música vallenata, típica del Caribe colombiano que vio nacer al escritor.

Por primera vez, los debates políticos cedieron su espacio a la literatura, mientras algunos diplomáticos se mecieron en sus sillas al ritmo de “Macondo”, una canción inspirada en el mítico poblado y sus habitantes, pintorescos personajes de la obra del Gabo.

El embajador de Colombia, Andrés González, evocó el famoso párrafo que da inicio a Cien Años de Soledad: “El coronel Aureliano Buendía, parado frente al pelotón de fusilamiento, recordando cuando su padre lo llevó a conocer el hielo”.

De esta manera, las primeras páginas de la novela más famosa del Gabo se escucharon en español, portugués, inglés, italiano y francés, de boca de diplomáticos de Brasil, Canadá, España, Italia, Estados Unidos y Haití, entre otros países.

Por su parte, el vicepresidente temporal del Consejo, el uruguayo, Milton Romani, acotó que García Márquez “se fue y a la vez no, porque nos regaló un mundo mágico, mundos mágicos”. El Embajador llamó al Gabo un “ejemplar hijo de las Américas” y un “artesano obsesivo y permanente de la paz”.

En tanto, el diplomático mexicano, Emilio Rabasa, definió al escritos colombiano como “un eterno de la literatura, no solo latinoamericana sino universal”.

Por último, el embajador venezolano, Roy Chaderton, exclamó “Es una mañana garciamarquiana (...) Gracias, Colombia, por regalarnos al Gabo”.

El escritor, periodista, cuentista y guionista colombiano murió el pasado 17 de abril a los 87 años de edad, luego de presentar un cuadro de neumonía que lo mantuvo hospitalizado durante una semana.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.