• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Luis Almagro asumió su cargo como secretario general de la OEA el 26 de mayo pasado.

Luis Almagro asumió su cargo como secretario general de la OEA el 26 de mayo pasado. | Foto: TeleSur

Publicado 15 junio 2015

En esta Asamblea General también se decidirá qué país acogerá la reunión del próximo año, a partir de una votación entre las naciones que se ofrezcan como anfitrionas.

La Organización de Estados Americanos (OEA) comenzó este lunes en Washington (Estados Unidos) su 45° Asamblea con una agenda que estará centrada en decidir el presente y futuro de la entidad.

Durante la cita actual, la OEA busca impulsar una profunda reforma reclamada desde hace años dentro y fuera de una organización cuya relevancia ha quedado mermada frente al ascenso de otras alianzas regionales.

Luis Almagro, quien asumió el 26 de mayo pasado su cargo como secretario general de la organización, declaró que “esta reunión será como un cabildo abierto, ya que por muchos años la OEA no se había sentado a escuchar las peticiones y sugerencias de los 34 estados que la integran”.

En ese sentido, convocó a la asamblea "a utilizar la máxima la oportunidad que tenemos frente a nosotros para delinear el futuro común de la OEA, una hoja ruta de modernización de esta organización para que esté a la vanguardia de otras organizaciones a nivel mundial".

De ese modo, llamó a transformar una estructura que ha sido considerada obsoleta por varios gobiernos y personalidades del área, y que ha sido criticada en reiteradas ocasiones por las acciones injerencistas de uno de sus miembros, Estados Unidos, en los asuntos internos de otros países de la entidad.

A su vez, el canciller de Bolivia, David Choquehuanca, llamó a que en el futuro todos los países puedan participar en la OEA como hermanos fraternos que han solucionado sus controversias. 

Podemos volver a pensar sobre el presente y futuro de la organización, estamos para hablar en condiciones de igualdad con todos los demás Estados de América, expresó el jefe de la diplomacia boliviana en las primera jornada de la Asamblea.

La OEA tiene dos caminos, transformarse o morir, apuntó. 

Temas de la agenda

Almagro adelantó que en esta asamblea podría aprobarse la convención para asegurar los derechos a los adultos mayores.

De igual modo, llamó a abordar temas que consideró sustanciales como la seguridad ciudadana, escuelas de gobierno que fortalezcan la capacidad de los funcionarios públicos y la sociedad civil en rendición de cuentas y generación de consensos para reformas; y la prevención y administración de desastres naturales en el Caribe y Centroamérica.

Lea aquí→ Almagro: OEA debe aceptar su culpa por exclusión de Cuba

También pidió tocar asuntos como la prevención de conflictos sociales con la facilitación del diálogo entre inversionistas de afuera y dentro de la región con los estados y comunidades en aquellos sectores productivos clave, y la generación de un sistema panamericano de educación "...que nos permita pasar de los logros en acceso a la educación a tener mayor impacto en los resultados de la educación a nivel superior".

Opiniones sobre la OEA

Para el representante permanente de Ecuador ante ese organismo, Marco Albuja, la OEA tiene que ser repensada, porque no está “conectada” con los pueblos de la región.

En entrevista con la agencia Andes, expresó que el aporte financiero de Estados Unidos al organismo le concede una gran influencia, por lo que no descartó que ante una coyuntura política compleja, la presión de ese país provoque una ruptura en los organismos regionales para apoyar a un golpe de Estado.

A su vez, mandatarios latinoamericanos como el presidente de Bolivia, Evo Morales, han resaltado la importancia de organismos como la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y su importancia regional. "De Unasur ahora avanzamos a Celac (...). Celac es una nueva OEA, pero sin Estados Unidos, sin que alguien venga a mandarnos y dominarnos", señaló el dignatario a finales de 2014.

Por su parte, el jefe de Estado ecuatoriano, Rafael Correa, consideró a inicios de este año que el sistema interamericano se encuentra “en decadencia” y es un resabio del neocolonialismo que ha caracterizado las relaciones entre América Latina y Estados Unidos.

“¿Cómo puede estar la sede de la OEA en el país del criminal bloqueo a Cuba, que incumple abiertamente la carta fundacional de la OEA y que ha sido condenado 22 veces por las Naciones Unidas?”, cuestionó el mandatario ante el hecho de que la sede de la organización se encuentra en Washington.

De acuerdo con Jorge Gestoso, corresponsal de TelelSur en la capital estadounidense, en la jornada de mañana habrá dos sesiones plenarias y una sesión de cierre, además se elegirán autoridades para la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y otros cuatro de los siete miembros de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH).

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.