• Telesur Señal en Vivo
  • Telesur Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Las autoridades chinas reiteran que la prioridad es poner fin a la violencia y restaurar el orden público en Hong Kong.

Las autoridades chinas reiteran que la prioridad es poner fin a la violencia y restaurar el orden público en Hong Kong. | Foto: Reuters

Publicado 13 agosto 2019

China pidió a la Alta Comisionada de la ONU que corrija su postura al calificarla como una "indulgencia encubierta y apoyo a la violencia y la criminalidad".

El Gobierno de China consideró este martes que la postura de la Alta Comisionada de Naciones Unidas (ONU) para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, sobre la situación en Hong Kong equivale a una “interferencia en asuntos internos”.

LEA TAMBIÉN:

Protestas e injerencias agravan crisis política en Hong Kong

La Misión Diplomática Permanente de China ante la ONU enfatizó que su Gobierno “expresa su profundo malestar y firme oposición” y resaltan que las declaraciones de Bachelet contradicen los hechos y “envían la señal equivocada a los criminales violentos”.

Sobre este particular, el país asiático instó a la Alta Comisionada a que "corrija su postura equivocada, que equivale a una indulgencia encubierta y apoyo a la violencia y la criminalidad".

Los funcionarios enfatizaron que los crímenes graves muestran una tendencia a recurrir al terrorismo y que “algunos radicales mafiosos perpetúan la violencia de forma deliberada”, desafiando la prosperidad y estabilidad de Hong Kong.

Las acciones son expresión de una situación de inestabilidad que “no es tolerable para ningún Gobierno responsable y solo puede ser respondida con mano firme y según la ley”, sostiene el documento y añade que lo más importante es colocar fin a la violencia y restaurar el orden público.

En este sentido, reclaman a la oficina de Bachelet que "se ciña a los propósitos y principios de la Carta de la ONU y actúe de forma justa y objetiva" .

"Hong Kong es territorio chino y los asuntos de Hong Kong son asuntos internos de China, no sometidos a la intervención de ningún país, organización o individuo", sentencia el texto.

Declaraciones de Bachelet

Desde principios de junio pasado, en Hong Kong se registran fuertes manifestaciones en rechazo a una ley de extradición, pero estas se han radicalizado hasta el punto de la violencia y la obstrucción de las actividades diarias de la población.

Por su parte, Bachelet expresó sentirse "preocupada" por la violencia registrada durante las concentraciones en Hong Kong, al contar con indicios "creíbles" de una respuesta policial excesiva y solicitó una investigación “imparcial” de manera inmediata.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.