• Señal en Vivo
  • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Rowley celebró su victoria en uno de los comicios más reñidos en la historia del país.

Rowley celebró su victoria en uno de los comicios más reñidos en la historia del país. | Foto: Reuters

Publicado 8 septiembre 2015

El nuevo Ejecutivo de la nación caribeña deberá enfrentar un panorama económico adverso causado por los bajos precios del petróleo. 

Keith Rowley, el vencedor de los reñidos comicios parlamentarios en Trinidad y Tobago, estará al frente de un Gobierno que deberá enfrentar diversos retos económicos y sociales en medio de un panorama adverso por los bajos precios del petróleo. 

Según informó este martes el enviado especial de teleSUR a la nación caribeña, Ángel Cedeño, el vencedor de los comicios podría asumir su puesto como Primer Ministro dentro de dos días. A partir de esa fecha, el nuevo gobernante deberá promover la creación de empleo, la lucha contra el crimen y medidas que permitan enfrentar las consecuencias de los bajos precios del crudo. 

El candidato por el Movimiento Nacional Popular (PNM, de centroizquierda), se impuso este lunes a la actual jefa de Gobierno trinitense, Kamla Persad Bissessar, cuyo partido  Congreso Nacional Unido (UNC, socialdemócrata), no logró ahora los resultados obtenidos en las elecciones de 2010.

Lea también: Oposición logra victoria electoral en Trinidad y Tobago

De acuerdo con Cedeño, el PNM consiguió 23 escaños de los 41 existentes en el Parlamento de la pequeña nación, lo cual dejó a la UNC con solo 18, muy por debajo de los 29 conquistados cinco años antes. 

Sin embargo, el enviado especial remarcó que se trató de uno de los comicios más reñidos en la historia del país, pues dos horas después de cerradas las mesas de votación aún no había un ganador definido.

De hecho, cuando se había contabilizado el 25 por ciento de los sufragios, la coalición encabezada Persad Bissessar llevaba la delantera en 20 de las 41 jurisdicciones del país, mientras que el PNM lideraba en 18 demarcaciones.

¿Qué país encuentra el nuevo Gobierno?

Trinidad y Tobago es una nación que depende, en gran medida, de la producción de hidrocarburos, con el petróleo como principal rubro de exportación, y también con importantes ventas de gas natural. Los bajos precios del crudo a nivel internacional han golpeado la economía de las dos islas, por lo que el nuevo Ejecutivo deberá enfrentar un panorama económico adverso.

Rowley, un geólogo de 65 años, lidiará con un presupuesto que se vio recortado en varias áreas debido a los precios del petróleo, y tendrá además la misión de limpiar la imagen del Gobierno, tras varias acusaciones de corrupción realizadas contra el anterior Ejecutivo. 

Vea aquí: Así transcurrió la jornada electoral en Trinidad y Tobago

Al mismo tiempo, y como confirmó Cedeño, en Trinidad y Tobago aún hoy es evidente la división entre etnias, pues en los territorios con mayoría afrodescendiente se impuso en los comicios el ahora electo como primer ministro, mientras que Persad Bissessar, de origen indio, logró los mejores resultados en las zonas con gran presencia de indo-trinitarios.

Como parte de su campaña, Rowley se comprometió a restaurar la integridad y moralidad de los asuntos públicos que, desde su punto de vista, fueron destruidos por la administración de Persad Bissessar.

El ganador de las parlamentarias también prometió la creación de una Autoridad Conjunta de Protección de Fronteras, la capacitación policial y la supervisión de las fuerzas del orden en la lucha contra el crimen, la generación de empleos y el manejo eficiente de los recursos naturales.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.