• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
  • La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, se pronunció este lunes desde Brasil en contra del "pillaje" financiero internacional, en una nueva crítica a los fondos buitre. (Foto: Archivo)

    La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, se pronunció este lunes desde Brasil en contra del "pillaje" financiero internacional, en una nueva crítica a los fondos buitre. (Foto: Archivo)

Publicado 16 julio 2014

La delegación negociadora de Argentina y los fondos buitres deberán acudir el próximo 22 de julio a una audiencia en Nueva York con el magistrado Thomas Griesa, con la finalidad de acordar definitivamente la forma de pago que deberá adoptar el gobierno suramericano para saldar la deuda externa adquirida en épocas pasadas a fondos buitres, puesto que estos últimos se niegan a reconocer el pago que le ha hecho el gobierno argentino y pretenden aumentar la cifra.

La información fue dada a conocer este miércoles por el Tribunal de Nueva York, ente que además detalló que la cita está pautada para las 10H30 hora local (14H30 GMT).

Esta audiencia se producirá ocho días antes de que expire el período de gracia del que Argentina disponía para saldar la deuda de mil 500 millones de dólares que tiene con los acreedores que se negaron a aceptar las reestructuraciones de la deuda de 2005 y 2010.

Además, Griesa ha convocado a los representantes de los bonistas europeos (Euroclear Bank y Clearstream Banking) y al Bank of New York Mellon (al que el Gobierno de Argentina hizo un ingreso de 539 millones de dólares para pagar a otros bonistas y al que Griesa recomendó no efectuar el pago) para tratar sus respectivas mociones de clarificación.

El tribunal neoyorquino ha abierto también un plazo para nuevas mociones hasta el 21 de julio, hasta las 14.00 hora local (18.00 GMT).

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández se pronunció este lunes desde Brasil en contra del "pillaje" financiero internacional, en una nueva crítica a los fondos buitre.

"Creemos que se debe terminar con esta suerte de pillaje internacional en materia financiera, como hoy pretenden hacerlo contra Argentina y lo van a pretender hacer seguramente contra otros países del planeta", afirmó la mandataria.

Argentina busca una manera de que los "fondos buitres" fueran pagados sin vulnerar la cláusula RUFO, que otorga el derecho a aquellos que se acogieron al canje de reclamar la totalidad de su deuda, lo que dispararía la deuda a unos impagables 120 mil millones de dólares. La cláusula RUFO (derechos sobre futuras ofertas en sus siglas en inglés) caduca a finales del año 2014.


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.